Diario Vasco

Pablo Iglesias ofrecerá beneficios a los presos de ETA a cambio de paz

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias / DANI POZO (AFP)
  • “Todos los gobiernos se han sentado a hablar con ETA, todos han usado la política penitenciaria, que es lo que haríamos nosotros”, ha asegurado en La Sexta el líder de Podemos

El recién elegido secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha explicado en una entrevista al programa de La Sexta ‘El Objetivo’ que cuando gobierne no dudará en intercambiar beneficios penitenciarios a cambio de la disolución de ETA. “En un proceso de paz las políticas penitenciarias son el principal instrumento de un gobierno. Todos los gobiernos se han sentado a hablar con ETA, todos han usado la política penitenciaria, que es lo que haríamos nosotros”, ha asegurado Iglesias.

Sus primeras medidas de lograr la victoria en las próximas generales serán acabar con los desahucios y hacer una ley para impedir las puertas giratorias. Respecto a la primera propuesta, ha explicado que se amparará en una sentencia europea que dice que estos desahucios vulneran la legislación europea. “La Constitución dice que hay intereses sociales que tienen que estar por encima de los de los propietarios. Es más importante el derecho de una familia de no dormir en la calle que los intereses de los bancos”, ha declarado.

El europarlamentario también ha afirmado que si llega a la Moncloa intentará cambiar el estatus militar de las bases americanas de Rota y Morón. “No me gusta que haya militares en este país que no sean españoles”, ha dicho antes de apuntar que también reconocerá al estado palestino.

Dimisión

Otro de las novedades que se producirán con Podemos en el Gobierno será la creación de un mecanismo para que los ciudadanos puedan destituir a los gobernantes si éstos no cumplen su programa electoral. “Aplicaremos mecanismos de revocación para que lo decidan los ciudadanos, para que no dependa de la honorabilidad del político”, ha dicho.

El mismo dimitirá, ha prometido, en el caso de no cumplir las propuestas con las que se presentará a las generales. Entre éstas ha defendido la validez de sus propuestas económicas. Respecto al paro, derogará la reforma laboral y se reuniría con los agentes sociales “para hacer una nueva en la que se acabe con la posibilidad de que alguien sea despedido de manera injusta”. “Hay que hacer lo contrario a lo que se ha hecho. Se dice que hay que ahorrar haciendo recortes. Nosotros decimos que eso no sirve para solucionar el problema. Para ello necesitamos aumentar los ingresos y hacer políticas expansivas para que incentiven el consumo”, ha dicho. También aprobará una reforma fiscal “para que las grandes fortunas sepan lo que es un gravamen”.

Sobre la propuesta de crear una renta básica para todo el mundo, ha explicado que la cantidad se fijará en función de las circunstancias de cada persona y se financiaría “haciendo que la presión fiscal a las grandes

Apoya la propuesta de Suiza para limitar los sueldos más altos y defiende llevar la edad de jubilación a los 60 años para bajar los niveles de paro juvenil. “Es razonable que la gente se jubile antes para incorporar a los jóvenes al mercado, que además son productivos. Es una manera de hacer la economía más eficaz y aumentar la productividad”, ha señalado.

Ha insistido también en su propuesta de hacer una auditoría ciudadana de la deuda para reestructurarla. “Nunca hablamos del impago de la deuda, sino de una auditoría para establecer qué partes son ilegítimas para no pagarlas. Nos preocupa que nuestras palabras se usen para hacer daño a una serie de propuestas razonables”, ha dicho.

La casta

A pesar de sus críticas a lo que él denomina “casta”, ha alabado parte del legado del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, pues “hizo cosas buenas en la cooperación al desarrollo. La retirada de las tropas de Irak estuvo bien, la ley del matrimonio homosexual estuvo bien”.

Sobre la posibilidad de hacer un referéndum para decidir si España debería ser una República ha asegurado que preguntaría “si los españoles somos mayores de edad y si el jefe de estado se debe elegir en las urnas”. También defendió un proceso constituyente en Cataluña. “Que la gente opine me parece bien, pero defendemos una idea de España distinta a la que defienden algunos. Ser español no es imponerle a nadie como se tiene que sentir”, ha señalado.