Zalacaín el aventurero baila en el Arriaga

Dos bailarines, en un ensayo. /
Dos bailarines, en un ensayo.

La novela de Pío Baroja adaptada por Harkaitz Cano se convierte en un espectáculo con seis compañías de danza

ELENA SIERRA BILBAO.

Sobre unas melodías antiguas, unas cuantas danzas nuevas. El antropólogo y folclorista Juan Antonio Urbeltz resume así la propuesta que se estrena este sábado en el Teatro Arriaga. Y es que 'Martin Zalakain' viene a ser a la danza tradicional vasca lo que un ballet flamenco a esa expresión cultural de los andaluces que es local y universal al mismo tiempo. Es lo que Urbeltz persigue desde hace muchos años con la compañía Argia que dirige.

Urbeltz crea una composición dramática, un teatro-danza que cuenta una historia de principio a fin. Y no cualquier historia, sino la de uno de los héroes de la literatura vasca, ese 'Zalacaín el aventurero' que imaginó Pío Baroja, que también aparece en el montaje encarnado por Ander Lipus.

'Martin Zalakain' es una producción que, dice Lipus, solo es posible desde la pasión que le ponen los 'amateurs', algo «imposible» de realizar en el terreno profesional, al menos aquí y ahora. Se dan cita varios grupos de danzas, músicos y hasta algún escritor. El escenario estará muy concurrido, hay 80 personas trabajando en el espectáculo. Son seis grupos de danza -Argia, de San Sebastián; Kezka, de Eibar; Haritz, de Elgoibar; Duguna, de Pamplona; Maritzuli, de Biarritz, y Elai-Alai, de Portugalete-; Lipus actuando como Don Pío; los creadores de la 'banda sonora' Marian Arregi (acordeón) y Mikel Urbeltz (violín) acompañados por txistus, dulzainas y cuerdas...

Ritmos mexicanos

El escritor Harkaitz Cano ha sido el responsable de condensar las más de doscientas páginas de la novela de Baroja en «cuatro o cinco folios», un ejercicio que por momentos le parecía «sacrilegio». Una vez que tuvieron el «guion», los Urbeltz empezaron a ponerle los ritmos y las coreografías «sobre la mesa de una taberna». Esa imagen casa muy bien con la de la historia, que Cano dice que se asemeja a «las del 'far west'» porque tiene «peleas de taberna, cárceles, huidas, saltos...». Es lo que ocurre cuando el protagonista vive en la época de las guerras carlistas. Como muchos de quienes participaron en ellas terminaron marchando a América, los músicos incluyen en el repertorio habaneras y ritmos mexicanos.

'Martin Zalakain' tiene «toda la carga romántica y dramática de un héroe tradicional». Urbeltz tenía claro que él tenía que ser el protagonista de este paso adelante de sus producciones de danza tradicional vasca. Entre las opciones que espera que puedan subir algún día a los escenarios menciona también al Ramuntcho de Pierre Loti, «que podría hacerse con una música de Ravel, de ballet romántico», y al también barojiano Jaun de Alzate.

Fotos

Vídeos