Santiago de Compostela, tierra de peregrinos

La Catedral de Santiago. /
La Catedral de Santiago.

Meta final del Camino de Santiago, es valorada por su belleza monumental y la conservación de sus edificios

ÁLVARO ROMERO

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Santiago de Compostela se levanta como una de las ciudades más importantes y representativas de Galicia. Hasta allí llegan cada año miles de peregrinos que buscan alcanzar la meta, la Catedral de Santiago, y terminar una de las rutas de peregrinación más importantes del mundo, el Camino de Santiago que, desde el siglo IX transformó este paraje en punto de encuentro de la fe y el pensamiento del mundo occidental.

La ciudad gallega comenzó siendo lugar de paso junto a una vía romana, pero el descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago a principios del siglo IX hizo surgir un lugar de culto. Desde entonces toda Europa cristiana se echó a andar hacia Santiago. Actualmente es una ciudad acogedora y amable que cuida a los peregrinos y los visitantes que hasta allí se acercan, con buena gastronomía y el cariño de sus gentes.

La Catedral de Santiago

Sin duda la obra arquitectónica más representativa de Compostela, imagen y orgullo de la ciudad. De origen románico a la que el transcurrir de los siglos quiso añadir la sobriedad del Renacimiento y la majestuosidad de un Barroco que terminó por trazar una imagen monumental única y admirada.

En su casco histórico destacan casas señoriales y plazas que parecen haberse detenido en el tiempo. Calles empedradas y muros, también de piedra, protegen a sus habitantes de las lluvias y la humedad, factores meteorológicos que van siempre de la mano con Galicia.

Santiago de Compostela es una ciudad dedicada a la cultura, fiestas populares, exposiciones de arte y festivales de diferente factura. Sin olvidar su importante universidad, avalada por más de 500 años de historia y donde se forman cada año miles de estudiantes.

Paseando por Santiago de Compostela

Recorrer la ciudad a pie es una experiencia reconfortante para el turista. Perderse entre las calles del casco histórico que siempre van a parar a la espectacular Plaza del Obradoiro, a los pies de la catedral. Dentro de la misma se encuentra el famoso botafumeiro y se pueden visitar las cubiertas.

Cerca de la impresionante Facultad de Geografía e Historia se encuentra el Mercado de Abastos, uno de los puntos más destacados de la urbe, allí se pueden adquirir infinidad de productos frescos. Una clara muestra del poderío culinario gallego, un mercado auténtico que habla de gastronomía y costumbres gallegas. Todo ello dentro de un bello complejo.

En la Cidade da Cultura de Galicia (CdC), se encuentran muestras de magnífica y singular arquitectura, obra del neoyorquino Peter Eisenman. Además de interesantes exposiciones temporales y actividades culturales a tener muy en cuenta.

Allí se acoge, también, el principal museo etnográfico de Galicia, el Museo do Pobo Gallego. Parques, jardines y miradores completan una ciudad única, destacan los parques de San Domingos de Bonaval y la Alameda. Santiago de Compostela aún mantiene su pasión por la artesanía, se pueden adquirir piezas y suvenires de artesanía 100% gallega, destacan las piezas de orfebrería, el trabajo del textil o las delicatesen gastronómicas.

Su excepcional posición geográfica hace posible realizar excursiones y conocer el bello entorno de la región. Visitar Finisterre, Costa Da Morte o las Rías Baixas, son algunas de las alternativas.

Fotos

Vídeos