Okabe, la montaña del ayer desde Donibane Garazi

Rodeada de enormes pastizales, la poco definida cumbre de Okabe escolta la impresionante necrópolis de Illarrita. Uno de los conjuntos prehistóricos más imponentes de Euskal Herria

Okabe, la montaña del ayer desde Donibane Garazi
EL DIARIO VASCO

Rodeada de enormes pastizales, la poco definida cumbre de Okabe escolta la impresionante necrópolis de Illarrita. Uno de los conjuntos prehistóricos más imponentes de Euskal Herria se extiende sobre un cresterío herboso que desciende suavemente de la roca cimera de Okabe. Se trata de la estación megalítica conocida como Illarrita. Aquí, una veintena larga de crómlech emerge de la pradera formando círculos mágicos en lo que debió ser un espacio sagrado reservado a rituales funerarios, a incineraciones. Treinta siglos después de su nacimiento, este emocionante testimonio histórico parece no haber sido modificado significativamente.

DATOS

Provincia:
Iparralde
Dificultad:
Media
Modo:
A pie
Temporada:
Otoño
Duración:
2 h 45 min
Distancia:
6,43 km

1.- Col de Sourzai

Km >

La accesible cumbre de Okabe se encuentra al pie de la ruta de gran recorrido GR 10. Es posible atacarla desde varios puntos a los que se llega por las carreteras de montaña que ascienden a Irati desde Donibane Garazi. Nuestro itinerario surge en el collado de Sourzai (D301), aunque después de grandes nevadas es posible que tengamos que iniciarlo a 2 kilómetros, cerca de un laguito, en la intersección de las carreteras D301, D18 y D19. Comenzamos a caminar por el asfalto y, enseguida, descubrimos a mano derecha los primeros hitos que marcan la vía que asciende hacia Okabe. Abandonamos el firme y nos adentramos pisando piedra descompuesta en un bosque por el que vamos a salvar 250 metros de desnivel. Avanzamos ahora sobre la pendiente herbosa siguiendo las rayas de pintura roja pintadas sobre las cortezas de los árboles. El tupido hayedo nos acompaña durante media hora hasta los límites de Illarrita.

2.- Necrópolis

Km 1,7 >

Sobre la cota de los 1.385 el sendero desemboca en una amplia pradera sobre la que se extiende la imponente necrópolis. Círculos de varios metros de diámetro formados por rocas invitan a deambular un rato tratando de comprender el misterio que envolvía los rituales crematorios que en ellos se celebraban. Algunos crómlech en grupo, otros alineados de norte a sur, el grandioso Illarrita es la guinda que remata un panorama envuelto por cimas impresionantes, como la piramidal de Ori, y alfombrado por una auténtica selva, la de Irati, cuyos colores parecen imposibles. Levantamos la mirada hacia el sur y avistamos la cumbre de Okabe. Apenas un kilómetro de paseo por la cresta de la montaña nos lleva a hollar su cima rápidamente, en unos 20 minutos.

3.- Cima

Km 2,65 >

A continuación, nos disponemos a regresar al punto de partida por una ruta alternativa. Seguimos las indicaciones del GR 10 hacia el bosque, en dirección oeste, y en un cuarto de hora nos desviamos a la izquierda para descender por una pista que discurre entre la arboleda, en un prolongado zigzag, hacia el collado de Sourzai.

4.- Col de Sourzai

Km 6,43 >

DE INTERÉS

Etche Ona:
15, place Floquet; Donibane Garazi. Tel. 00 33 (0)5 59 37 01 14
Chez Dédé:
3, rue de France; Donibane Garazi. Tel. 00 33 (0)5 59 37 16 40
Hôtel Les Remparts:
16, place Floquet; Donibane Garazi. Tel.00 33 (0)5 59 37 13 79
Hôtel Ramuntcho:
1, rue de France; Donibane Garazi. Tel. 00 33 (0)5 59 37 03 91
Oficina de turismo de Donibane Garazi:
14, place Charles De Gaulle. Tel. 00 (0)5 59 37 03 57
Mercado tradicional Donibane Garazi:
Un variado mercado tradicional tiene lugar en la plaza General de Gaulle de Donibane Garazi cada lunes. Excelente opción en productos regionales y en quesos de pastor

¿Cómo terminar el día?

ZUBEROA

Zuberoa, Soule en francés y Xiberoa en el cantarín dialecto del euskera de la región, es el más pequeño de los territorios vascos. Los 15.500 zuberotarras se concentran especialmente en los cantones de Maule, la capital, y Atharratze, la puerta de entrada al Pirineo. El resto del territorio es un laberinto de valles y colinas siempre verdes salpicados por aldeas y granjas aisladas. La despoblación amenaza hoy a Zuberoa, que intenta abrirse camino en el sector turístico para adaptarse a una nueva era. Lejos quedan los días en que grupos de jóvenes navarras y aragonesas cruzaban los pasos de los Pirineos para trabajar en las fábricas de alpargatas de Maule. Lejos queda también la afluencia de inmigrantes portugueses en los años sesenta y la presencia de leñadores italianos en los montes de Atharratze en el periodo entre las dos guerras mundiales. Muchos de estos visitantes se enamoraron del paisaje zuberotarra y de sus hospitalarias gentes, optando por permanecer aquí, lo que convierte lingüisticamente el territorio en una Europa en miniatura, donde al euskera y al francés se suman en algunas comarcas el castellano, el portugués y el italiano.

LA CIUDAD DE LOS PEREGRINOS

Al pie de los puertos pirenaicos, Donibane Garazi, la hermosa capital de la Baja Navarra, constituye una de las postales más populares de la Euskal Herria del Norte. Sus deliciosas calles adoquinadas, transitadas desde hace siglos por millones de peregrinos, invitan al visitante a perderse en un despreocupado paseo sin rumbo. Pintorescas tiendas donde se mezclan los colores y olores más diversos han tomado el testigo de los antiguos gremios que controlaban la economía de la villa durante el Medioevo. Hoy, la ciudad sigue siendo un importante bastión comercial, como demuestra el colorido mercado de los lunes, en el que campesinos y pastores venden el fruto de su trabajo. Pero cualquier día es bueno para visitar Donibane Garazi. Orgullosos palacios, altivas murallas y casas colgadas sobre el río son toda una lección de arte constructivo; aunque será trepando hasta la vieja ciudadela donde podremos comprender que a nuestros pies se extiende una ciudad diferente: una auténtica cita con la historia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos