La magia de Aralar inunda sus bosques

Larrazpil

Sus 1.069 metros de altitud no hace que destaque esta bonita cumbre que alberga uno de los dólmenes más preciados de la sierra

La primavera ha llegado con fuerza y ha adornado las hayas con sus magníficos vestidos de este año./Belauntzaran
La primavera ha llegado con fuerza y ha adornado las hayas con sus magníficos vestidos de este año. / Belauntzaran
ELISA BELAUNTZARAN

Decir que Aralar tiene algo mágico es sabido por todos, pero no hay nada mejor que sentirlo. Algo guarda en sus bosques, sus caminos, sus monumentos negalíticos, sus cuevas... que hacen creer o revivir las antiguas leyendas que nos remontan a historias ocurridas hace siglos. Pero lo que más impacta, además de su belleza natural que esconde en cada rincón, es poder tocar y poder seguir el rastro de los hombres y mujeres que la poblaron hace más de miles de años. Los monumentos megalíticos dan fé de ello y la verdad es que impresiona pasear entre ellos, sentir esa energía especial que les rodea.

Cada uno de estos monumentos son la muestra de que en el Neolítico (del 3.300 al 1.300 a. C) los pobladores de esta sierra, que comparten Navarra y Gipuzkoa, disfrutaban de este precioso espacio natural. Estos monumentos, situados en enclaves elegidos de manera concienzuda, hacen pensar que el último adiós a sus seres queridos era un rito cuidado, especial y que su ubicación era calculada y estudiada y el lugar donde descansaban eternamente se convertía en un lugar sagrado. Al contemplarlos miles de años después, uno debe reconocer la sabiduría cuando menos de aquellos hombres y mujeres, que enterraban a sus muertos en balcones con espectaculares vistas de valles y montañas de las que disfrutan eternamente. El dolmen de Larrazpil de piedra gris llama la atención en un escenario situado en un lugar mágico en Aralar que destaca por su belleza pétrea, una robusta estructura de piedra gris que destaca en un hermoso escenario en el que la sensación de libertad inunda a quien se acerca a él.

El impresionante dolmen de Larrazpil.
El impresionante dolmen de Larrazpil.

El dolmen se sitúa en el monte del mismo nombre. Es la cumbre más oriental de la gran sierra de Aralar y aunque no goza de gran fama, o no se trata de las más conocidas, bien merece una visita. Está recogido que la cumbre de Larrazpil figuró en el catálogo de montes de 1950 en la posición 139 del listado de montañas de Nafarroa con el nombre Larrazpil y con una altitud 1.008 m. Esa elevación es divisoria de los términos de Larraun, Imotz y Arakil. Entre el año 1956 y 2009 se ha concursado la cumbre de Iruaundi o Illarraundiko malkorra, tal y como se le ha denominado desde 2007. La edición de 2014 cataloga la cumbre de Larrazpil, por ser la más elevada del macizo según las últimas cartografías.

Desde Etxeberri

Su ascenso puede realizarse desde diferentes puntos del valle de Larraun, muy cerca de Lekunberri como Madotz u Oderitz, o desde el valle de Arakil, como Etxeberri. Desde este concejo situado muy cerca de Irurtzun, su ascensión resulta interesante. Muy cerca del centro del concejo se encuentran unos paneles que informan sobre el precioso entorno natural de la zona y el rebalizaje del GR 20 Vuelta a Aralar. En el mismo están indicados sus diferentes ramales. Entre ellos el que nos llevará hasta Larrazpil. Podremos aparcar muy cerca de las instalaciones de Lacturale. La ruta está perfectamente señalizada acercándonos hasta las proximidades de la cima de Larrazpil.

Nuestra caminata nos adentrará por los hermosos hayedos que pueblan los bosques de Arakil y Larraun. En esta ocasión optamos por una de las sendas del GR 20 o Vuelta a Aralar hacia Goldaratz. Al ganar altura alcanzaremos un mirador impresionante que nos ofrecerá unas preciosas vistas de Irurtzun, la ermita de la Trinidad de Erga y el paso de las Dos Hermanas. Continuaremos nuestra marcha girando al Norte que nos conducirá hacia el valle de Larraun, siguiendo un pequeño sendero que nos acercará a la cima. Poco a poco alcanzaremos, por terreno poco limpio, la cresta de la montaña y la alambrada que separa los dos valles: Larraun y Arakil. No tendremos ningún problema, siguiendo ese cordal y esa alambrada, para llegar a la cima de Larrazpil, en medio del bosque. En ella nos encontraremos un buzón del año 1978 que identifica la cota como Iruyondiko en vez de Larrazpil.

Muy cerca se encuentra el dolmen de Larrazpil. El entorno invita a disfrutar de su belleza y el silencio que lo envuelve. El regreso lo podemos realizar por donde hemos subido o seguir las indicaciones del GR 20.

GUÍA

Acceso:
Siguiendo la autopista A-15 llegar a Irurtzun. Para acceder a Etxeberri tras varias rotondas pasaremos bajo la A-15 a San Sebastián y tomaremos el desvío a Etxeberri.
Tiempo:
Etxeberri (1h 45 min); Goldaratz ( 1h 15 min); Madotz (1h 30 min).
Dónde comer:
En Irurtzun se encuentran diversos establecimientos hosteleros donde poder degustar un buen bocadillo o plato combinado.

Temas

Aralar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos