Diario Vasco

Al compás de los bastones por el monte

  • Las marchas de largo recorrido pueden ser un punto de encuentro para los amantes de las rutas

Naturaleza, deporte y vida saludable se mezclan en cualquier salida al monte que realizamos. Con la llegada de la primavera es más fácil encontrarse con más aficionados al senderismo por cualquier bonita cima, loma o collado. Muchos realizan por su cuenta alguna de las innumerables rutas con que cuenta Gipuzkoa. Su paso es seguro pero tranquilo. Algo más apresurados suelen andar aquellos que se preparan para participar en las marchas reguladas que ya han comenzado por doquier.

Una bonita opción para conocer los rincones guipuzcoanos para todos aquellos que sin tener mucha experiencia quieren explorar nuevos territorios. Las marchas reguladas, además de fomentar la práctica del senderismo, permiten compartir experiencias, la ubicación de los rincones bonitos de la zona, de las diferentes opciones para subir a este u otro, además de hacer amigos.

El buen ambiente se mezcla con el esfuerzo realizado por los organizadores. Además de señalizar los recorridos y ofrecer avituallamiento durante las marchas, son los primeros en querer mostrar la belleza de la cima que es un clásico en su localidad o en la comarca y ofrecer las mejores vistas del entorno o la riqueza natural que les rodea, o los monumentos megalíticos que se encuentran a su paso los montañeros, así como los restos de los edificios que muestran la historia más cerca de sus pueblos con ferrerías, molinos, caleras...

Kilómetras de marcha

Una interesante opción para todos aquellos que no han participado en una marcha pero les pica la curiosidad de probar. A partir de estas fechas será fácil poder participar en una de ellas, el calendario es amplio y variado enGipuzkoa, así como en Navarra, Araba o Bizkaia. Además, los que tengan un buen fondo y disfruten de una más que considerable forma física después del invierno pueden participar en las marchas reguladas de larga duración.

Aizkardi mendizale elkartea de Amasa-Villabona será quien inaugure el calendario de este año del circuito de marchas de largo recorrido de Euskal Herria. Será eeste domingo, día 26, y sus miembros tienen ya todo perfilado para acoger alrededor de mil montañeros dispuestos a realizar uno de los dos recorridos programados en esta edición. Los del largo, de 44 km., se acercarán a Eskatzu (512 m.), Andatza (560 m.), Onddi (540 m.), Arlegor (600 m.), Adarra (814 m.), Eteneta (710 m.)... Los del corto deberán recorrer 22 kilómetros.

Aizkardi cuenta ya con una dilatada experiencia en la organización de marchas reguladas. Lleva ya 49 organizadas sobre sus espaldas, tantas como sociedad de montaña. Maddi Bengoetxea, socio organizador, destaca que «estas marchas pretenden ser una puerta para poder realizar y conocer bonitos recorridos montañeros sin necesidad de tener conocimientos de orientación. Simplemente por estar el camino señalizado y ser marchas para realizar en grupo, principalmente».

Bengoetxea recuerda que «a partir de 2005 por parte de la Euskal Mendizale Federazioa se comenzó a organizar una serie de marchas de largo recorrido agrupadas en lo que se conoce como Zirkuitua (Euskal Herriko Iraupen Luzeko Ibilaldien Zirkuitua) con unas normas mínimas y reparto de premios diversos para los participantes en estas marchas».

Durante todos estos años de experiencia las cosas han cambiando mucho. Según la experiencia del villabonarra, «las primeras marchas no tenían un recorrido mínimo ni un desnivel concreto, se preparaban buscando bonitos recorridos y siguiendo un instinto natural del montañismo como tal. Estas marchas se conocían como ‘reguladas’. Se premiaba al que se aproximase en los tiempos de los controles a un tiempo patrón y se premiaba su regularidad en el mantenimiento del tiempo en el paso de los distintos controles. Muchos números y cálculos».

Tecnología y mejoras

Desde Aizkardi, Maddi destaca que «pretendemos que sea un recorrido lo más bonito posible y con las mejores vistas posibles dentro de nuestras limitaciones geográficas pero aprovechando al máximo las posibilidades existentes. Estamos rodeados de montes y valles espectaculares: Andatza, Onddi, Adarra, Mandoegi, Ipuliño, Hernio, etc...»

«En las marchas anteriores al año 2000, el número de montañeros participantes, rondaba los 150. Las salidas y pasos por los controles eran relativamente fáciles de llevar, pero a partir de esta fecha se fueron incrementando y tuvimos que cambiar el formato de las salidas y paso por los controles para evitar atascos». Pero la evolución de las marchas «ha venido con la experiencia y las tecnologías. Los montañeros vienen mejor preparados físicamente pero más competitivos, con lo que pienso que algunos disfrutan menos del recorrido».

Aizkardi como asociación de montaña comenzó a formar parte del calendario del circuito «hace 16 años. Nuestras marchas siempre han tenido un carácter popular y al meternos en este circuito las exigencias del recorrido para formar parte del mismo, hacían que bastante gente se sintiese fuera de este evento. Por eso decidimos realizar dos marchas en el mismo día aprovechando una parte del recorrido ya preparado para esta marcha. Surgió la marcha conocida como la ‘corta’ 22-24 km. y que cada año parece que tiene más aceptación. Con esto conseguimos mantener este carácter popular sin necesidad de gran preparación para la realización de esta marcha».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate