Maika Makovski: «No me siento estandarte de ninguna causa»

«Debes seguir tu propio camino para que tu música continúe fluyendo», afirma Maika Makovski ./DV
«Debes seguir tu propio camino para que tu música continúe fluyendo», afirma Maika Makovski . / DV

La artista mallorquina comparte con Anne Etchegoyen la segunda jornada musical y gratuita de Pasaia Itsas Festibala

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

La plaza del Ayuntamiento de Pasai Donibane recibirá esta noche a Maika Makovski, que presentará su último álbum, 'Chinook Wind' (Warner, 2016). Lo hará encabezando un trío de rock y acompañada por un cuarteto de cuerda y un intérprete de trompa con quienes repasará su nuevo repertorio. Antes, a las 21.00 horas, Anne Etchegoyen ejercerá de telonera.

- ¿Diría que es su disco más personal hasta la fecha?

Cartel
Anne Etchegoyen (21.00) + Maika Makovski (22.20 h.).
Lugar
Bizkaia Plaza (San Juan).
Día
18/5/2018 (hoy).
Precio
Gratis.

- Es un disco muy esencial, no tenía energías para gastar en cosas superfluas, así que salió muy crudo.

- El álbum comienza con 'Canadá' y termina con 'Makedonija'. ¿Cuánto hay de viaje en él?

- Tiene un montón de escenarios físicos. Una primera parte de mi vida personal inspiró las canciones más incómodas y luego, cuando todo estaba explotando por los aires, llegó Macedonia. Sin saber muy bien por qué, en 2014 terminé 'huyendo' al país de mi padre, un país que no conocía muy bien y me recibió con los brazos abiertos: la familia, la música, el idioma... A partir de ahí los acontecimientos empezaron a marchar mejor y Canadá también fue el escenario de muchas cosas buenas.

- De hecho, en la canción dice: «Nunca me he sentido así».

- Claro, en Canadá me enamoré por primera vez en mi vida.

- ¿A qué alude el título del álbum?

- Refleja la dualidad entre invierno y primavera. El viento Chinook es un fenómeno meteorológico que se produce en Canadá y que eleva la temperatura hasta 50 grados: de la noche a la mañana llega un viento cálido y funde hasta la nieve, de modo que te acuestas en invierno y te levantas en primavera. Me pareció que era gráfico y poético al mismo tiempo.

- Su disco anterior, 'Thank You For The Boots' (2012), era más bien luminoso y estaba centrado en la amistad, pero en este último el (des)amor es el tema estrella: 'I Want To Cry', 'Not In Love', 'Stand By Your Side'...

- Aquel fue un disco más claroscuro y lo escribí en un mes, mientras que 'Chinook Wind' está compuesto a lo largo de cuatro años y a modo de cuaderno de a bordo, narra ese viaje de modo poco narrativo. Hay temas sobre amor y desamor, pero también abordo cuestiones como los desengaños profesionales.

- 'Bulldog' es «una crítica a cierto sector de la industria discográfica». ¿Quién es el perro de la canción? Cita a personajes de sonrisa torcida, hay cocaína y mentiras, pero la letra es un tanto críptica...

- Podría ser cualquier jefazo de los que manejan el cotarro pero en este caso es un manager. Ojo, los hay muy majos, hay gente que tiene poder y lo utiliza bien, pero me he llevado bastantes desengaños porque he sido muy crédula y muy confiada. Este es un negocio en el que los artistas ponemos mucho corazón y las líneas se desdibujan muy fácilmente. A veces parece que debemos estar eternamente agradecidos a quien quiere ayudarnos con nuestra música y olvidamos que sin esa música no existiría nada de lo que la rodea... Digo esto por si sirve de inspiración a cualquiera que quiera tomar las riendas de su carrera.

- 'Father' es como una conversación de un padre que advierte a su hija de que el hombre de quien está enamorada no le conviene...

- Esa canción está basada en un diálogo entre Polonio y Ofelia que aparece en el 'Hamlet' de Shakespeare. La escribí para una obra de teatro que montó en Inglaterra Calixto Bieito, y aunque no está escrita exactamente para mi padre, tiene alguna pequeña broma interna y guiños a él. Me hizo gracia ponerla en el disco antes que 'Macedonia'.

- En 'Makedonija' canta: «Siento que pertenezco a algún sitio».

- Mi padre es macedonio, mi madre andaluza y yo nací y viví en Mallorca hasta los 15 años. De pequeña recuerdo que solía mirar el listín telefónico de Palma para ver si encontraba a alguien con un apellido tan raro como el mío y claro, nunca había nadie. Y ese viaje que hice a Macedonia para desconectar terminó siendo de conexión, porque al fin tuve sensación de pertenencia a alguna parte. Visité el cementerio del pueblo de mi padre y empecé a ver cantidad de lápidas con mi apellido: puede sonar siniestro pero fue una experiencia de pertenencia y de compañía, me sentí parte de algo mucho más antiguo y grande...

- Después incluso montó un espectáculo en el que mezclaba sus influencias macedonias, andaluzas y baleares... Lo bautizó 'CarMenKa' por sus abuelas Carmen y Menka. ¿Tendrá continuidad?

- No, fue un proyecto bonito pero puntual. He llegado a la conclusión de que la sangre no es agua, como dicen allí, pero creo que musicalmente lo que uno mama es más importante que lo que lleva por apellido o herencia familiar si no te ha tocado muy de cerca. Y yo ni la música tradicional ni el flamenco los viví intensamente en casa... Es mucho más auténtico que yo haga lo que hago...

- En la presente gira actúa con trompa y cuarteto de cuerda. ¿Qué le aporta a su sonido?

- El disco lo grabé con John Parish sin mi banda de siempre, que no se terminó por ningún problema ni porque no nos entendiéramos, sino porque yo no concibo la música si no es un juego y si no conlleva una búsqueda. Cuando llevas 13 años con las mismas personas, es difícil que te sigan sorprendiendo y sorprenderte tú misma al tocar. Por ello, cuando terminé la grabación en Bristol me di cuenta de que también necesitaba otro tipo de gira.

- ¿Quería alejarse del rock?

- No quería alejarme del espíritu rock porque eso lo lleva una dentro: la energía que transmites en un escenario es independiente de si utilizas instrumentos de cuerda o guitarra eléctrica. Si tienes algo de punk dentro va a terminar saliendo. Lo que sí quería era alejarme del agotamiento de tocar tres o cuatro veces por semana a las once de la noche, dormir cuatro horas porque hay que madrugar y tocar en combinaciones imposibles... Quería cambiar un poco de estilo de vida y di con el Brossa Quartet, que son la sabiduría y la anarquía al mismo tiempo. Esta gira, que además del cuarteto de cuerda incluye trompa, batería, guitarra eléctrica y bajo, ha sido una simbiosis total: hemos tocado a las nueve de la noche en sitios preciosos, en condiciones técnicas impecables... Me he sanado y estoy lista de nuevo para el rock.

- Eso alegrará a los fans que echan de menos su vertiente más cruda. El otro día alguien comentaba uno de sus vídeos en YouTube: «Muy chula la canción, aunque se echa de menos un poco más el rock de antaño. ¡Necesitamos chicas rockeras en este país!».

- Bueno, eso son expectativas externas. Tú debes seguir tu propio camino para que tu música continúe fluyendo. Si no, caes en una traición interna que después te pasa factura. Estoy muy a favor de que las mujeres se animen a hacer música, pero yo no me siento el estandarte de ninguna causa.

- ¿Y el trío femenino The Mani-Las va en serio?

- Nació como otro proyecto puntual con Olaia Bloom y Mariana Pérez y hemos grabado un single. Es muy posible que a partir de septiembre demos algunos conciertos.

- En un registro rockero y tremendamente opuesto a su gira actual...

- Sí, nunca me ha atraído limitarme por estilos y me hace muy feliz tocar lo que me gusta porque muchas veces parece que viene de mundos opuestos.

- ¿Y qué puede contar de 'La hora musa', el programa de música que presentará en septiembre en TVE?

- En cada programa entrevistaremos a tres bandas: dos nacionales -una de ellas emergente- y otra extranjera. Las entrevistas serán más bien una charla y en algunas actuaciones podría intervenir yo misma. Intentaremos que toda la escena musical esté representada y daremos voz a gente que merece ser escuchada. Durante muchos años nuestra televisión ha ignorado a los músicos y los ha relegado a horas intempestivas. La idea es emitir en 'prime time' y abrir la mente a muchos estilos y maneras de entender la música.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos