La gran fiesta del pop-rock vuelve al parque Cristina-Enea

Nueve bandas y ocho DJ’s actuarán durante toda la jornada del domingo día 6 en la tercera edición del Festival Glad is the Day

Alberto Moyano
ALBERTO MOYANOSAN SEBASTIÁN

Aunque el Glad is the Day no figuraba en un principio en el listado de medio centenar de actividades de Donostia 2016 que tendrán continuidad este año, el festival de música pop-rock que se celebra en Cristina-Enea se incorpora de forma inesperada al legado de la Capitalidad Cultural Europea. Será con una contundente tercera edición, a celebrar el próximo domingo día 6, que presenta una programación enfocada a convertir el parque en el escenario de múltiples actividades, con protagonismo de la música, durante toda la jornada. Tras la edición inaugural de 2015, que se celebró en sábado, el Glad is the Day adopta ya en su tercera edición el exitoso formato dominical del pasado año, con la vista puesta en un público más familiar y en un evento enfocado «a todos los públicos».

Organizado por las salas egiatarras Le Bukowski y Dabadaba en colaboración con Donostia Kultura, por el escenario del Glad is the Day desfilarán nueve grupos, en su mayor parte locales, entre los que figuran nombres como los de Liher, Yo Ciervo, Drumkopters, Grises o los argentino Todos tus muertos. Además, actuarán ocho DJ’s que, como el pasado año, se instalarán en las ruinas situadas más allá de la campa de la entrada del parque que acoge el festival, un enclave ya denominado ‘castillito stage’. Varios puestos de comida y bebida, así como juegos infantiles y un pequeño mercadillo completarán la propuesta del festival.

Alejandro López, del Dabadaba, Josu Urbieta, de Le Bukowski, y el director de Acción Cultural de Donostia Kultura, Jon Aizpurua, presentaron ayer un cartel en el que también figuran la pareja Luma, el dúo Los Bengala, María Arnal i Marcel Bagés –uno de los platos fuertes de la programación–, o los Ghost Number & His Tipsy Gypsies. En total, nueve horas de música –de 12.00 a 21.00 horas– con nueve bandas de más renombre que las del pasado año y que «requieren de una producción más grande», explicó Alejandro López.

Una programación plural

La propuesta musical, una vez más, se caracteriza por la pluralidad de estilos, tanto en lo que a los grupos como a los DJ’s se refiere. Entre estos últimos, habrá música africana, house y ritmos tropicales. En cuanto a las bandas, López destacó la presencia de María Arnal i Marcel Bagés, cuyo tema ‘Verbena’ fue elegido mejor single nacional por la revista Rockdelux y obra artística del año, según los lectores de Time Out. El dúo catalán rescata canciones populares que reinventa sobre el escenario.

Los zarauztarras Drumkopters ofrecerán una muestra de su rock surfero a base de guitarra, bajo y batería, mientras que el rock de garaje llegará de la mano de Luma. Ghost Number & His Tipsy Gypsies presentará su último disco, ‘From dawn to dust’, al igual que Los Bengala, que llegan al Glad is the day en vísperas de la publicación de ‘El guateque’, en el que el dúo zaragozano recogen las esencias de lo que han bautizado como «Garage Rock & Roll Felino». Otro ‘plato fuerte’ de la programación será el ‘regreso’ después de cinco años de parón de los argentinos Todos tus muertos, habituales de la escena musical vasca y compañeros en su día de cartel de Negu Gorriak.

Aunque aún es pronto para aventurar la previsión meteorológica del próximo 6 de agosto, los organizadores confirmaron que barajan un plan B para el caso de que llueva. «Lo que no se contempla de ningún modo es la cancelación del festival», aseguró Aizpurua. Tras una primera edición celebrada en sábado en la que actuaron cuatro grupos y seis DJ’s, el Glad is the Day se trasladó el pasado año al domingo también de agosto y amplió su duración hasta las nueve horas. La fiesta podrá tener continuidad en el Dabadaba y Le Bukowski.

El buen tiempo acompañó durante una jornada soleada, a diferencia de lo sucedido en 2015, cuando algunos conciertos tuvieron que trasladarse al interior del Dabadaba y de Le Bukowski a causa del intenso aguacero que amenazó durante todo el día y cayó finalmente al atardecer.

Los responsables del festival rehusaron ofrecer cifras concretas de asistencia en las dos primeras ediciones, aunque coincidieron en señalar que fueron miles las personas que pasaron en algún momento del día por la campa de Cristina-Enea tanto en 2015 como el pasado año.

Fotos

Vídeos