«El repertorio popular sirve para reflexionar sobre los cambios que ha vivido la sociedad»

Sainz Alfaro dirige al Orfeón y a la Banda de Txistularis en el ensayo del martes./ARIZMENDI
Sainz Alfaro dirige al Orfeón y a la Banda de Txistularis en el ensayo del martes. / ARIZMENDI

La Banda de Txistularis y el Orfeón ofrecerán mañana un concierto con obras de compositores donostiarras. El Victoria Eugenia acogerá la cita 'Donostiako Kantak', donde se interpretarán piezas populares que han perdurado en el tiempo

ITZIAR ALTUNASAN SEBASTIÁN

. La Banda Municipal de Txistularis y el Orfeón Donostiarra ensayaban juntos por primera vez el martes por la tarde el concierto que ofrecerán mañana en el Teatro Victoria Eugenia. Una cita en la que se interpretarán piezas del repertorio popular donostiarra, junto a otras «más divertidas» y de «espíritu carnavalero», que han sido seleccionadas y adaptadas por los directores de ambas formaciones, Jose Ignazio Ansorena y José Antonio Sainz Alfaro. «Es cierto que toda la música que se ha hecho aquí no alcanza un gran nivel», admite Ansorena, pero reivindica la necesidad de interpretarla, porque, «quién lo hará si no», se pregunta. El director del Orfeón va más allá y destaca la importancia de este tipo de conciertos, «que deberían celebrarse todos los años para que no se pierdan los textos de las canciones ni nuestras tradiciones».

Precisamente, el concierto de mañana es el segundo de estas características que organiza Donostia Musika, asociación cultural de carácter privado que surgió con la vocación de dar una oportunidad a intérpretes locales, así como recuperar la música vasca. El año pasado, la Banda de Txistularis actuó junto al coro Easo y este año lo hará con el Orfeón Donostiarra. «Carlos Benito, uno de los pocos mecenas que quedan en la ciudad, nos planteó la idea y accedimos», cuenta Sainz Alfaro. Aunque ambas formaciones ya se han «encontrado» en alguna otra ocasión, esta será la primera vez que compartan escenario con este formato. «Estamos acostumbrados a ofrecer conciertos con otros coros de la ciudad, pero son más reducidos. En esta caso serán unos cien cantantes, por lo que tendremos que adaptar los volumen», explica Ansorena. Y esa fue una de las cuestiones en las que más se trabajó durante el ensayo del martes. «Ansorena es un artista en estos temas, y entre lo que ha buscado y arreglado, y lo que hemos aportado nosotros, creo que va a salir algo muy bonito», confiesa el director del Orfeón.

El repertorio del concierto, que lleva por título 'Donostiako Kantak', estará compuesto por canciones populares creadas por compositores donostiarras o residentes en la ciudad. Piezas que los txistularis interpretan a menudo, como en la actuación que suelen ofrecer todos los años con motivo de la festividad de San Sebastián. «Es nuestra salsa» dice Ansorena. El concierto también incluirá obras «más humorísticas», que le darán ese toque carnavalero.

Datos

Lugar
Victoria Eugenia.
Fecha
Mañana, 20.00h.
Intérpretes
Banda de Txistularis y Orfeón.
Precio
15 euros.

El txistulari admite que en Donostia y su entorno ha habido muchos músicos que han dejado huella, «aunque ahora también los hay», puntualiza. «Algunos compositores y obras permanecen en el olvido, otros se mantienen en la memoria de unos pocos y otros los asociamos a momentos muy concretos, porque nos traen recuerdos, como puede pasar con la pieza 'Parte vieja donostiarra', que a muchos les retrotrae a su infancia». En este sentido, Sainz Alfaro admite que el concierto va a gustar mucho a todo aquellos que han vivido la ciudad «de una forma muy cercana».

Recuerdos y humor

La actuación arrancará con dos «píldoras» que la banda de txistularis tocará en solitario. 'Iñauteriko Zortzikoa', de José Juan Santesteban, una obra que anuncia la llegada del Carnaval, y 'Glosando a Sarriegui', pieza compuesta por el padre claretiano Luis Elizalde, quien creó una «versión de la Marcha de San Sebastián». A continuación llegará 'Agurra', con la participación de la bailarina Sara Ceballos y el Orfeón. «En esta primera parte se han incluido piezas más tiernas y queridas», explica Ansorena, como 'Gure Donosti', de José Olaizola,'Haurtxoa sehaskan', de Gabriel Olaizola, '¡Ay tierra vasca!', de Pablo Sorozabal, 'Agur, txoko maitia', de Ricardo Sabadie, 'Parte vieja donostiarra', de Pedro Ugalde, y 'Beti Maite' y 'Petra sardin saltzailea', de Raimundo Sarriegi.

El concierto incluye canciones populares donostiarras y temas «con más humor»

Será la primera vez que actuén juntos en un formato así la Banda de Txistularis y el Orfeón

La segunda parte del concierto tendrá otro carácter, donde el humor estará más presente, con las obras 'Txirrista Txingo', del propio Ansorena y que pertenece al repertorio de Txirri, Mirri eta Txiribiton, 'Coro para bebés para el carnaval de 1890', de Norberto Luzuriaga, una parte de la ópera 'Don Manolito' de Sorozabal, y la pieza compuesta por melodía publicitarias que suele interpretar el Orfeón.

Aunque el concierto tendrá su parte de nostalgia y recuerdo para un público muy concreto, el director de la Banda de Txistularis defiende que «esta música tiene un gran interés porque sirve para reflexionar sobre cómo hemos cambiado y porque permite descubrir músicas de otras épocas». Y pone un ejemplo. «Antes era un tópico cantar a la hermosura de la mujer, algo que hoy nos hace mucha gracia, aunque lo seguimos cantando en la comparsa de Caldereros». Por eso defiende el valor musical de este repertorio popular, que tiene un público fiel en la ciudad. «Más allá de la música comercial, también hay una amplia vida musical».

La participación del Orfeón en un concierto de estas características no suele ser habitual, aunque a los orfeonistas «también les gusta mucho este repertorio, al que también saben amoldarse», suscribe el director de la formación y corroboran algunos de sus integrantes. «No todo va a ser sinfónico, hay que repartirse». Además, Sainz Alfaro insiste en la necesidad de participar en este tipo de iniciativas, aunque la agenda del Orfeón para las próximas semanas se presente «apretada», porque en caso contrario, dice, «se perderá toda la cultura que nos ha precedido».

Para nostálgicos o no, el concierto que tendrá lugar mañana a las 20.00 horas en el Victoria Eugenia promete volver a ser un éxito de público, tal y como demuestra el buen ritmo que lleva la venta de entradas -al único precio de 15 euros-.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos