«El reggae no se ha descafeinado, es indomable»

Leire y Alberto son Iseo & Dodosound. / DV

Iseo & Dodosound. El dúo navarro protagoniza hoy la segunda jornada de Donostikluba que abrirá Locoplaya a las 20.30 horas en Gagzteszena

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Leire y Alberto, alias Iseo y Dodosound, nacieron y crecieron en Barañain. Ella procedía del mundo del soul, la bossa nova y el jazz, y él, de la escena hip hopera del gaztetxe del municipio navarro. Hace cuatro años coincidieron, intercambiaron sus respectivas maquetas y decidieron «probar a hacer música» en colaboración: «Nos juntamos en un punto medio y no nos complicamos mucho: pillamos unas cajas de ritmo y unos sintetizadores y rápidamente nos gustó lo que sonaba».

El término medio del que habla Dodosound, encargado de las mezclas, es el reggae y el dub que preside un proyecto en el que sobresale la voz de Iseo. Al debut 'Cat Platoon' (2015) ha seguido 'Roots in the Air' (2017), un segundo álbum «mucho más consciente que el primero». No sólo las producciones están «más trabajadas», sino que la sección de vientos, The Mousehunters, es omnipresente y cobra tanto protagonismo como las melodías y la voz. En su concierto de esta noche en Gazteszena, la agrupación completa de metales -saxo tenor, saxo barítono, trompeta y flauta travesera- servirá para dar un mayor vuelo a la cita.

Posibilidades infinitas

Como es sabido, la palabra 'roots' (raíces) es consustancial al reggae, pero ellos la han contrapuesto al aire ('air') en una encendida defensa de la libertad. «El hecho de tener raíces no implica que no puedas volar», asegura la cantante, a lo que su compañero Dodosound añade: «Aunque utilizamos una serie de motivos y elementos estéticos que claramente remiten al reggae y al dub, siempre hemos intentado tener un pie en terreno conocido y otro avanzando hacia lo desconocido. A eso alude el título del disco, a que las raíces están en el aire y no quietas en un mismo sitio. Nos permitimos el lujo de abandonar el purismo porque este estilo de música no tiene corsés mayores que otros como el rock o el punk. El dub tiene posibilidades infinitas. Hay que tener respeto pero no miedo a explorar otras vías».

Leire y Alberto colaboran en la elaboración de los ritmos y también escriben a dos manos las letras. Algunas son enigmáticamente poéticas como 'Vampire', un primer single pegadizo a más no poder, y otras tienen un contenido más social como 'Lost City' o 'Flower of The Dessert', que hablan del drama de los refugiados y los derechos de la mujer, respectivamente. Iseo recuerda que el reggae siempre ha sido un estilo «comprometido» aunque a renglón seguido matiza que si trabajaran en otro género musical, seguramente escribirían letras similares: «El arte es una herramienta para hablar de la realidad y aunque también nos gusta abordar temas más ligeros, no podemos ignorar ni alejarnos de las cosas que ocurren en nuestro día a día».

«Somos como dos samuráis o dos monjes saolines: entendemos el oficio en su globalidad y nos regimos por una gran disciplina», aseguran los integrantes de un dúo que intenta vivir de la música en un entorno, el reggae y el dub, que mantiene su carácter 'underground'. Y es así, en opinión de Iseo & Dodosound, por elección propia, ya que «es un estilo que no se ha descafeinado como otros» y conserva la fuerza de sus «letras y mensajes». «El reggae proviene de Jamaica, una isla que tiene la superficie de Asturias, y sin embargo, es una música que permanece indomable a lo largo del tiempo. La mayor parte de los artistas del reggae no quieren entrar en las dinámicas de los grandes sellos y festivales, sino que prefieren mantenerse fieles a sus raíces sin que su cultura se desvirtúe», concluye Alberto.

Fotos

Vídeos