Los Planetas conmemoran 25 años de carrera en el Kursaal

El grupo granadino Los Planetas, en una imagen promocional./DV
El grupo granadino Los Planetas, en una imagen promocional. / DV

Los granadinos presentan 'Zona temporalmente autónoma' esta tarde a las 20.00 horas y Convent Garden acoge una fiesta post-concierto

J.G.A.SAN SEBASTIÁN.

Pocos grupos españoles contemporáneos pueden presumir de atesorar un legado de tanto peso como el de Los Planetas. Pese a las filias y fobias que suscitan, la importancia y el influjo de la banda comandada por Juan Ramón Rodríguez Cervilla, alias Jota, es absolutamente incuestionable. Baste con citar títulos como 'Una semana en el motor de un aubobús' (1998) o 'La leyenda del espacio' (2007) para confirmar la trascendencia del icono indie por antonomasia.

Su última visita a Donostia fue hace tres años, cuando aterrizaron en Igeldo para participar en el Kutxa Kultur Festibala. Susituían en el cartel a Chk Chk Chk, que por motivos ajenos a la organización causó baja en el cartel. Encabezaron la jornada de un sábado en el que también tocaron The Pains of Being Pure At Heart, El Columpio Asesino y Kokoshca, entre muchos otros. Sin disco reciente en el tintero, los granadinos repasaron temas como 'Qué puedo hacer', 'Señora de las alturas' o 'Un buen día', e incluso dedicaron un tema a su amigo Pedro San Martín, malogrado bajista del grupo donostiarra La Buena Vida.

Cartel
Los Planetas.
Lugar
Kursaal (Donostia).
Fecha y hora
11/11/2017. Hoy a las 20.00 horas.
Precio
29 euros.

Hoy Los Planetas regresan a la ciudad -la cita es en el Kursaal a las 20.00 horas- con nuevo álbum bajo el brazo, 'Zona temporalmente autónoma' (2017), el noveno larga duración de una carrera que alcanza ya los 25 años. Si se exceptúa el EP 'Dobles fatigas' (2015), que no satisfizo las expectativas de crítica y público, se trata de su primer trabajo en siete años y en este caso, ha logrado un mejor recibimiento general. El título de su obra más política hasta la fecha alude a un manifiesto anarquista que sirve de excusa a Jota para subrayar que «el indie fue la única cultura de resistencia en los 90». «Es un movimiento que se organiza fuera del circuito establecido por las multinacionales. Por supuesto, es como una zona temporalmente autónoma: en cuanto el poder detecta su existencia, la absorbe», señaló en una entrevista publicada por la revista 'Mondo Sonoro'.

Los Planetas inciden en su empeño por arrimar al rock los diferentes palos del flamenco sin olvidar su célebre pop de guitarras eléctricas. Según recuerdan, «la guitarra española se inventó en Andalucía» y permitió que la música popular experimentara un «cambio drástico» al expandirse por todo el mundo, primero por el norte de Europa y luego por América. «El folk irlandés influye luego en el folk americano. Y de ahí al rock'n'roll. Pero es siempre la misma guitarra, afinada de la misma forma», asegura Jota, para quien el rock «es un palo del flamenco».

Post-concierto «todo vale»

Cuando concluya la actuación del Kursaal, la Cripta del Convent Garden acogerá una fiesta post-concierto organizada por tres «ultras» de Los Planetas que pincharán sus temas y otras músicas. Brigitte 80 (Irene Mariscal), DJ Mato (Iban Mato) y Eldelotrodía (Guiller Iraola) animarán un sarao bautizado como 'Rollo indie' y cuya entrada es gratuita hasta completar un aforo de 220 personas.

Iraola explica que la idea surgió al ver que «un concierto tan esperado» caía en sábado. «Se alinearon los planetas, nunca mejor dicho, y decidimos organizarlo sin ningún ánimo de lucro por nuestra parte: es amor puro y duro a la astronomía», bromea Iraola, que ha perdido la cuenta de las veces que ha visto a Los Planetas en directo.

Como sus compañeros de 'pinchada', Guiller Iraola considera a Los Planetas «la banda más importante que ha dado el país en los últimos 25 años». Con todo, en las sesiones no sonarán sólo temas de los granadinos: «La idea es pinchar lo que nos gusta: grupos como Pulp, Blur o Arcade Fire pueden llegar a sonar en algún momento, pero no estará de más reivindicar a Kokoshca, Los Ganglios, El Último Vecino o, yo qué sé, a cualquier banda que pasara por las manos de Martin Hannett en los 80, como Joy Division, OMD o los Buzzcocks. Esta noche todo vale».

Fotos

Vídeos