Joe Crepúsculo: «Pensaba que mi música solo iba a gustar a gente rara»

Joe Crepúsculo en la bañera, ¿así creó 'Pisciburguer?/BÁRBARA MINGO
Joe Crepúsculo en la bañera, ¿así creó 'Pisciburguer? / BÁRBARA MINGO

El catalán vuelve a Donostia con sus hits tecno-pop dispuesto a convertir hoy el Dabadaba en una fábrica de baile

IKER MARÍNSAN SEBASTIÁN.

Joël Iriarte (Barcelona, 1981) vuelve tres años después al Dabadaba con el objetivo de volver a poner patas arriba la sala. Muchos recuerdan todavía aquel concierto en el que Joe Crepúsculo, compartiendo escenario y protagonismo con un Nacho Vigalondo en el papel de gogó-agitador, convirtió el primer 'sold-out' de la historia del Dabadaba en una auténtica fiesta.

Crepus, desde 2008 en solitario tras formar parte de Tarántula, llega en esta ocasión a Donostia a presentar su octavo disco 'Disco Duro', un trabajo que vuelve a confirmar, por si hacía falta, que estamos ante un artista que se ha convertido en imprescindible en la actual escena pop del Estado. Porque es realmente ese término el que le define a pesar del atrevimiento y osadía que ha mostrado, siempre con destreza, para mezclar cumbia con bacalao, rumba con reguetón o ritmos tecno con flamenco.

Cartel
Joe Crepúsculo, junto a Aarón Rux, y después post party con El del Otro Día DJ.
Lugar
Dabadaba, Mundaiz 8 (Donostia).
Día y hora
Hoy, viernes 8. Apertura de puertas: 21.30 horas. Inicio del concierto: 22.00 horas.
Precios
12-15 euros.

- Todavía se recuerda en la ciudad su anterior visita al Dabadaba, sala a la que se refiere como el templo.

- Yo también recuerdo aquel concierto de 2014 y la verdad es que es un sitio que me gusta. Me parece una de las salas más interesantes que hay para tocar y me cae bien la gente que lo lleva. La verdad es que me apetece volver a su escenario.

- Las expectativas son altas, ¿cómo plantea el concierto?

- Voy con la idea de tocar temas del nuevo disco, 'Disco Duro', y también presento una amplia selección de canciones de otros discos. Lo bueno de estos conciertos en salas más pequeñas es que puedes tocar más tiempo que en los festivales, no estás atado a un horario cerrado, y tienes la opción de meter temas nuevos. Como mínimo estaré hora y media en el escenario y eso me ofrece la posibilidad de jugar con un repertorio más extenso, incluir temas más lentos y que me gustan mucho. Eso sí, asegurando una traca final con fiesta y baile.

- Publicó 'Disco Duro' en febrero de este año y el disco no hace más que cosechar buenas reseñas.

- La verdad es que estoy muy contento con la respuesta que estoy recibiendo. Hay canciones muy diferentes en el álbum y están gustando. Por una parte, están funcionando muy bien 'Pisciburguer', 'Te voy a pinchar' y 'Música para adultos' pero por otra hay temas más lentos como 'Rosas en el mar' que también están teniendo mucha aceptación. Creo que lo bueno es que hay mucha diversidad y está funcionando. Es muy bonito que un disco tan loco, peculiar y raro tenga su espacio.

«Es muy bonito que un disco tan loco y peculiar como 'Disco Duro' esté funcionando tan bien»

- ¿Considera que es el disco más completo que ha publicado?

- Puede ser, aunque también he de decir que suele ser el último disco publicado el que más me suele gustar. He notado que todo lo aprendido en estos años funciona y percibo una evolución. Creo que sí, es el disco más redondo que he publicado.

- Las letras sí que reflejan un paso adelante respecto a otras entregas.

- Pienso que la música que uno hace tiene que ser un reflejo de sí mismo. Mis canciones reflejan rasgos que me caracterizan y por ejemplo el humor y la ironía siempre han estado ahí, pero también hay baladas más sensibleras y temas más serios, que también hablan de mí. A la hora de encarar un tema normalmente suelo componer primero la música y después vienen las letras y me tiro mucho tiempo con ellas, pienso mucho qué dirección cogen o qué significados pueden tener.

- Quién lo diría, porque su ritmo de creación es endiablado. Ha publicado en solitario ocho discos en diez años. ¿De dónde fluye esa energía?

- Lo primero de todo es que no veo series y con eso ya tengo mucho tiempo ganado. Me levantó pronto, trabajo mucho y me encanta la música.

- Por lo tanto, el noveno disco ya lo tiene en mente.

- El noveno disco ya está terminado. Pronto se podrá escuchar.

- Diez años de hiperactividad creativa que, ¿cómo los define?

- Está siendo una década maravillosa. Al inicio la música era un hobby y ahora es una manera de ganarme la vida. Cuando empecé en solitario dando conciertos y sacando discos pensaba que mi música iba a ser muy 'raruna', para gente muy contada pero han pasado años y discos y ves que tu propuesta gusta a la gente más rara pero también a mucha más y es muy bonito. Y también tienes más responsabilidad, hay que cantar mejor, controlar que todo suene mejor, está siendo un aprendizaje que continúa y enriquece.

«He llegado a la conclusión de que hago pop, con su melodía y estribillo tarareable»

- ¿Por qué dice lo de 'raruna'?

- Bueno, yo no me imaginaba que pudiera llenar, por ejemplo, un Apolo como sucedió en Barcelona. Pensaba que la propuesta que planteaba no iba a ser masiva pero está siendo así.

- Quizá eso que pensaba más minoritario es lo que realmente atrae, pero realmente, ¿en qué se sustenta su estilo?

- Es complicado de explicar. Suelo poner un ejemplo para explicar lo que me sucedía al inicio de mi andadura en solitario. Cuando me montaba en un taxi y el taxista me preguntaba que música hacía yo le explicaba que pop electrónico, con bases tecno pero también un poco punk... Estaba hablando un buen rato pero no entendía nada. Y he llegado a la conclusión de que hago pop. Melodía, un estribillo tarareable, no es rap, metal, jazz, ni indie, término que no entiendo, así que pop.

Fotos

Vídeos