El indie folk de Angel Olsen en el Principal lidera hoy una intensa jornada musical

Angel Olsen. / DV
Angel Olsen. / DV

Tabakalera se rendirá al hard rock de Death Alley y Honeymoon Disease y Dabadaba recibe el 'garaje' de Black Lips y Albert Cavalier

JUAN G. ANDRÉS SAN SEBASTIÁN.

Hoy podría ser un jueves cualquiera de mayo pero no lo es. La ciudad acogerá tres citas musicales de alto nivel que permitirán disfrutar en distintos escenarios del indie folk de Angel Olsen, del hard rock de Death Alley y del garaje de Black Lips.

Nacida hace 31 años en St. Louis, Missouri, Angel Olsen comenzó a tocar en las cafeterías de su ciudad natal. La artista, que hoy actuará en solitario a las 20.00 horas en el Teatro Principal (16 euros), fue parte del colectivo The Cairo Gang, que registró armonías vocales en varios discos de Bonnie 'Prince' Billy. En aquella época, la estadounidense publicó un par de cintas de casete, una de las cuales reeditó como EP titulado 'Strange Cacti' (2011). Su primer disco largo de estudio, 'Half Way Home' (2012), fue definido por la crítica como «una especie de mezcla entre las cantantes country de los años 50 y sus contemporáneos indies».

No grabó con banda completa hasta 'Burn Your Fire for No Witness' (2014), que sirvió para ponerla en el mapa hasta su consagración con 'My Woman' (2016), un álbum en el que abrió su abanico estético más allá del indie. El año pasado vio la luz una nueva referencia, 'Phases' (2017), en la que recopila rarezas, maquetas antiguas y material inédito de las sesiones de 'My Woman'.

También a las 20.00 horas, pero en Kutxa Kultur Kluba de Tabakalera, está previsto el inicio de la actuación de los suecos Honeymoon Disease, que telonearán a Death Alley. El combo holandés presentará su nueva obra, 'Superbia' (Century Media, 2018), que recupera y combina el hard rock con toques más modernos. La entrada cuesta 12 euros en venta anticipada y 15 en taquilla.

Vuelven Black Lips

Y en el improbable caso de que alguien se quede con ganas de emociones aún más fuertes, hoy su sitio es el Dabadaba, a donde regresarán los 'chicos malos' del rock garajero: Black Lips. Hace cuatro años ya reventaron el garito de Egia con su asilvestrado directo y ahora regresan para presentar su octavo título, 'Satan's Graffiti or God's Art?' (2017). La banda de Atlanta dice haber parido su disco más ambicioso y arriesgado, para lo que han mezclado su rock gamberro con blues clásico y experimentación.

«Por primera vez sonamos como si supiéramos lo que estamos haciendo», han declarado acerca de un trabajo que ha producido Sean Lennon, hijo de John. Su viuda Yoko Ono ha aportado algunos gemidos a un álbum marcado por el regreso del guitarrista Jack Hines junto al dúo fundador Cole Alexander y Jared Swilley. Asimismo, a la banda se han sumado a tiempo completo la saxofonista Zumi Rosow, que ya colaboró en algún tema puntual en la anterior visita de Black Lips, y el baterísta Oakley Munson. Los estadounidenses tocarán después del trío garajero donostiarra Albert Cavalier, cuyo concierto comenzará hacia las 21.00 horas. La entradas cuestan 17/20 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos