Cotillones para despedir el año

Son muchos los guipuzcoanos que recibirán el 2018 con una gran fiesta entre amigos en galas preparadas para la ocasión

El cotillón celebrado para recibir el 2017 en la discoteca Bataplán. /JOSÉ MARI LÓPEZ
El cotillón celebrado para recibir el 2017 en la discoteca Bataplán. / JOSÉ MARI LÓPEZ
GARAZI REZABAL

Apenas quedan unas horas para despedir 2017 y dar la bienvenida a 2018, cumpliendo la tradición y engulliendo las doce uvas. Muchos guipuzcoanos acabarán el año con una cena copiosa al calor de la familia, pero tras los abrazos y felicitaciones de los seres queridos, más de uno, sobre todo los más jóvenes, vestirán sus mejores galas para asistir a bares o a algún cotillón preparado para la ocasión.

En San Sebastián son muchos los locales que ofrecen una fiesta especial en Nochevieja con el fin de que sus clientes entren en el nuevo año por la puerta grande. Los cotillones más emblemáticos de la ciudad vuelven a ser el de la discoteca Bataplán y el del Club de Tenis, que ya cuelgan el cartel de 'no hay entradas'. Junto a estos dos grandes, el del Dabadaba es otra opción muy demandada. Con un cartel de presentación y temática inspirada en la exitosa serie de moda 'Stranger Things', este salón de actos también ha vendido todas sus entradas, que incluyen cinco copas, dos chupitos, desayuno y «sorpresas».

El Kafe Antzokia Doka tampoco se queda atrás y ha organizado una noche llena de DJ's, 4 copas, dos chupitos y brindis por 35 euros. GU es otra de las opciones que ofrece San Sebastián para divertirse en Nochevieja. La discoteca del Náutico ha elegido la temática de Sunset Boulevard by Alex del Toro para la ocasión y la entrada general cuesta 60 euros. Los que quieran darse un capricho, pueden comprar la entra VIP de 100 euros, que ofrece entrada sin colas, guardarropa, espacio reservado al lado del DJ y una botella de alcohol y refrescos por cada dos personas.

Cotillón tres en uno

Algunos establecimientos más pequeños han optado por unirse y ofrecer un cotillón conjunto para competir con los locales más grandes. Es el caso de los bares de la Parte Vieja SN (Sin Número), DGC (Donosti Gin Club) y Garagar, que partir de las 00.30 se fusionarán para recibir el 2018 y solo permitirán la entrada a quienes hayan adquirido la entrada para disfrutar de este cotillón compartido a tres.

Una alternativa novedosa es la que ofrece Convent Garden, el espacio que ocupa el antiguo convento de las Hermanas Reparadoras, donde pincharán los DJ's Susi Quiu, Atodamadre y Frances B. Para los nostálgicos de la música de los años 60, London Rock House ha preparado una fiesta especial con canciones de esa época. Las 50 entradas disponibles para acudir a su fiesta no han tardado en agotarse. Los asistentes tendrán derecho a cuatro copas, guardarropa, barra libre de cava y una bolsa de cotillón.

Irun y Hondarribia

En Gipuzkoa el cotillón es algo que no se estila demasiado fuera de la capital. En el resto del territorio la población disfruta más del poteo de bar en bar como en cualquier otro fin de semana o día de fiesta, como demuestra que algunos eventos de este estilo celebrados hace años no terminaron de cuajar. No obstante, quien así prefiera, también tiene la opción de resguardarse en un recinto cerrado con aforo controlado y consumiciones prepagadas en Irun y Hondarribia.

Uno de los cotillones de más éxito es el del Cafe Irun disco & Lounge. Por 75 euros ofrece un menú de Nochevieja y la entrada a un posterior cotillón. Pero cenar no es obligatorio, y por entre 20 y 25 euros se puede asistir exclusivamente a la fiesta, con consumición incluida.

En Hondarribia, uno de los lugares preferidos por el público para dar la bienvenida al nuevo año es la Sala Q, que ofrece un chupito de bienvenida, cuatro consumiciones, catering y bus.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos