Capsula: «El conformismo y la repetición son nuestro enemigo número uno»

Los argentinos Martín Guevara y Coni Duchess forman el núcleo duro de Capsula, escrito así, sin acento./DV
Los argentinos Martín Guevara y Coni Duchess forman el núcleo duro de Capsula, escrito así, sin acento. / DV

El grupo argentino radicado en Bilbao celebra dos décadas sobre los escenarios y confirma que aún tiene cuerda para rato

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Pareja dentro y fuera del escenario, Martín Guevara (voz y guitarra) y Coni Duchess (bajo) celebran la efeméride de la única manera que saben: girando con un rock garajero que mezcla influencias del punk, el noise y la psicodelia oscura. Alabados por crítica y público de todo el mundo, destilan idéntica energía cuando tocan para 60.000 personas, como cuando abrieron la actuación de Pearl Jam en Argentina, que cuando suben a un escenario más humilde como la Cripta de Convent Garden, donde actúan hoy.

- Capsula nació en Argentina cuando usted tenía 25 años...

- ...y Coni tendría 21. Cuando yo era un niño en casa se escuchaba música clandestina prohibida por la dictadura: Pescado Rabioso, Manal, Invisible y otros grupos relacionados con la psicodelia de finales de los años 60 y el rock de los primeros 70. Luego en la adolescencia llegamos al punk y las hormonas saltaron por los aires: descubrimos la distorsión, el fuzz y la reverb... Nuestras referencias eran The Velvet Underground, The Stooges y el primer Bowie...

- ¿Pero cómo diablos terminaron echando amarras en Bilbao?

- En 1998 hicimos la primera gira europea de Capsula: Francia, Inglaterra, España... Nos salieron dos fechas en Bilbao, conocimos la ciudad y nos atrapó. Nos gustó más que Londres o Berlín, donde también vivimos una temporada. Todavía era aquel Bilbao precioso, posindustrial... El rock se respiraba en las calles, en los bares...

- Habla con cierta añoranza...

- No, no... El Bilbao de hoy está muy bien también y hay una oferta cultural bastante grande. La ciudad tiene magnetismo, nos lo comentan todos los amigos que vienen a visitarnos de EEUU, Sudamérica o Europa. Además, la mirada debe ser siempre hacia adelante, no nos podemos quedar en el pasado...

El concierto

Cartel
Capsula.
Lugar
Convent Garden.
Día y hora
25/5/2018. Hoy a las 20.00.
Precio
12 euros.

- Tras dos décadas , ¿pesan más los años o la guitarra?

- (Risas) Estamos consiguiendo guitarras cada vez más livianas... No, en serio, para nosotros es un orgullo ver que pasan el tiempo y las modas y seguimos ahí, en la línea del frente, con ganas de dar guerra y de expresarnos.

- ¿Pero se rockea igual con 25 años que con 46?

- Sí, se rockea igual o incluso más porque hay otra experiencia, otras motivaciones... El fuego interior de aquel adolescente que escuchó rock and roll por primera vez nunca se apaga. Las emociones y la energía que transmite el rock empieza en la adolescencia y se queda contigo para toda la vida. Nosotros miramos mucho a esa época porque es cuando las ideas y la mirada están más puras. A la hora de componer tenemos muy en cuenta esa primera mirada, ese impulso que nos hizo coger la guitarra. Con el tiempo coges tablas, y empiezas a a disfrutar más del escenario y de la conexión con la gente. La experiencia es un grado pero la energía y la motivación son las mismas.

- Su anterior disco, 'Santa Rosa' (2016), lo presentaron durante dos años en 110 shows ofrecidos en 93 ciudades de todo el mundo. Con ese ritmo tan infernal, ¿se corre el riesgo de caer en automatismos?

- El riesgo de caer en el conformismo y la repetición siempre está ahí, es nuestro enemigo número uno y batallamos a diario contra él. Somos muy inquietos, estamos siempre buscándoles la vuelta a las canciones, automotivándonos y estimulándonos para descubrir nuevas bandas y músicas...

- Una vida consagrada al rock and roll puede sugerir imágenes románticas, pero, ¿cuál es la parte más dura?

- Quizá los viajes, el tedio de los aeropuertos, las palizas de quince horas en la furgoneta para luego llegar y tocar muchas veces sin probar... Pero es lo que hemos elegido, el lugar en el que hemos decidido estar. Luego, cuando tenemos un fin de semana libre y nos quedamos en casa, se nos hace superextraño y lo echamos de menos porque nuestro terreno natural es la carretera. En realidad, no tenemos mucho de qué quejarnos.

- Cambian de batería con relativa frecuencia, quizá por lo intensas que son las giras...

- Sí, igual a Coni y a mí se nos hace más fácil porque somos pareja y compinches en la vida, pero al resto le puede resultar más complicado asumir la carretera. El primer año es más divertido porque todo es nuevo, viajas, conoces mil lugares... pero con el tiempo la cosa cambia. El rock and roll no es para todos. En cualquier caso, hemos hecho grandes amigos y de todos hemos aprendido muchísimo. Desde hace un año el batería es Jorge Cayama, un venezolano afincado en Bilbao desde hace tiempo.

«El fuego interior de aquel adolescente que escuchó rock por primera vez nunca se apaga»

«Dentro de otros 20 años nos imaginamos rockeando a muerte sobre el escenario»

- ¿Ya no podremos decir que Capsula es un trío vasco-argentino?

- (Risas) Claro que sí, nos identificamos mucho con Euskadi y cuando tocamos fuera, la gente se refiere a nosotros como «el grupo de Bilbao». Incluso cuando vamos a Argentina nos llaman directamente «los vascos». Llevamos media vida aquí y, como ya se sabe, los de Bilbao nacemos donde queremos. (Risas).

- ¿No se plantean volver a Buenos Aires?

- Nunca se puede decir nunca pero estamos felices aquí, sentimos que encontramos nuestro lugar en el mundo. Incluso hemos abierto un estudio en Bilbao, Silver Recordings, donde grabamos a distintos grupos de Euskal Herria, varios de ellos guipuzcoanos como Screamers and Sinners,Crap, Vietcong 68...

- También tienen una hija...

- Sí, nació aquí, es euskaldun y tiene 16 años. Quiere estudiar comunicación audiovisual, también hace música y es nuestra conexión con las nuevas generaciones.

- ¿Les ha explicado por qué la mayor parte de los jóvenes de hoy ya no conectan con el rock?

- Bueno, yo creo que el rock es atemporal y el sentimiento de rebeldía e inconformismo que genera siempre va a estar ahí.

- Pero hoy esa rebeldía se asocia más a otros géneros musicales...

- Sí, pero eso también tiene que ver con las modas, el mercado y lo que ofrecen los medios. Es todo muy cambiante y obedece a los distintos intereses de quienes dicen qué se lleva hoy y qué no. También es una cuestión de ciclos: todo va y todo vuelve. Nosotros tampoco somos de la generación de Chuck Berry pero nos parece un semidiós. Lo bueno de Internet y de las redes sociales es que un chaval de 15 años puede tener acceso inmediato a un disco de los Ramones, los Sex Pistols, los Clash o los Cramps: sólo hace falta que lo descubran para sentir un 'click' en su cabeza y se vuelvan locos con el rock como nos sucedió a nosotros.

- Tony Visconti, que les produjo 'Solar Secrets' (2013), dice de Capsula que son «pura energía agresiva, rock atemporal, sazonado con un toque de todas las grandes bandas y, sin embargo, son totalmente ellos». ¿Cómo sienta escuchar estas palabras de quien ha producido a leyendas como David Bowie y T Rex?

- Es un orgullo porque para nosotros siempre ha sido un héroe. Ahora es también un buen amigo con el que nos gustaría volver a trabajar.

- ¿Y cuándo llegará el próximo disco de Capsula?

- Aún no sabemos si saldrá este año o el próximo. Hemos empezado a maquetar canciones nuevas y tenemos unas cuantas. A nivel compositivo somos bastante prolíficos, nos salen las cosas bastante fluidas y ahora trabajamos en experimentar y en buscar nuevos sonidos. Estamos armando un nuevo universo que aún está en fase beta.

- ¿Y qué onda sonora llevará?

- Si bien seguimos con lo garajero, el fuzz y las reverbs, nos está surgiendo una faceta bastante árabe que no sabíamos que teníamos dentro, y estamos experimentando con cuartas aumentadas y con algunas escalas de África bastante interesantes.

- Ya les veo tocando con sitar...

- ...o algún violín egipcio. (Risas) No, nosotros somos muy de guitarras eléctricas y ese tipo de sonoridades están apareciendo gracias al uso que hacemos de los pedales de efectos y los amplificadores.

- ¿Cómo planean celebrar su vigésimo aniversario?

- En EEUU van a publicarnos una especie de recopilación en casete con canciones de nuestros 11 discos y en breve también verá la luz un documental de cuando en 2012 grabamos nuestra versión del 'Ziggy Stardust' de Bowie con John Agniello en Nueva York. Pero nuestro festejo más importante es seguir en la carretera. Este año hemos tocado ya en Francia, Bélgica y Alemania y toda la gira será de celebración: en el repertorio incluiremos canciones de toda nuestra discografía para volver un poco a los inicios, ver cómo éramos hace 20 años y echarnos unas risas.

- ¿Y cómo se imaginan dentro de otros 20 años?

- Rockeando a muerte, tal vez con hologramas o alguna otra cosa que haya en esa época pero seguro que seguiremos en el escenario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos