«El concierto puede servir para crear conciencia social»

Carlos Ramírez, Nacho Pérez, Borja Apaolaza y Salvador López, en el campus de Tecnun./ARIZMENDI
Carlos Ramírez, Nacho Pérez, Borja Apaolaza y Salvador López, en el campus de Tecnun. / ARIZMENDI

El Concierto Solidario de los Jóvenes, organizado por estudiantes del Colegio Mayor Ayete, se celebra hoy en el Kursaal

IDOIA DÁVILA UZKUDUNSAN SEBASTIÁN.

Estudiantes residentes en el Colegio Mayor Ayete verán hoy por fin el resultado de muchos meses de trabajo. Llevan desde el pasado mayo organizando el Concierto Solidario de los Jóvenes, que se llevará a cabo esta noche en el Auditorio Kursaal.

El Orfeón Donostiarra y la Orquesta Sinfónica de Musikene interpretarán conjuntamente dos célebres obras de Mozart, el 'Réqiuem' y la 'Sinfonía Concertante', bajo la batuta de José Antonio Sainz Alfaro, director del coro, y el director de orquesta inglés Rumon Gamba. Se trata de un concierto en el que todos los beneficios irán destinados a proyectos de Cáritas Gipuzkoa que atienden a personas sin hogar.

Borja Apaolaza, Salvador López, Nacho Pérez y Carlos Ramírez son estudiantes de grado y de máster en Tecnun, y forman parte del equipo de más de cien colegiales de Ayete que hacen posible este espectáculo solidario. En esta décima edición ha sido Apaolaza el encargado de dirigir a los distintos departamentos en los que se dividieron los jóvenes: finanzas, marketing, ventas y patrocinadores. Entre ellos se han repartido las distintas labores necesarias para sacar adelante el espectáculo; la primera y principal ha sido la de buscar patrocinadores, pero «también hay alguien que se encarga de las ventas, algún domingo hemos ido a parroquias, se han organizado equipos que han ido a colgar carteles del concierto y se ha buscado a gente que los diseñe y los imprima al mejor precio posible», apunta Apaolaza.

El concierto

Lugar
Kursaal.
Fecha
Hoy, 23 de febrero.
Hora
20.00.
Precios
25 y 35 euros.

Un «factor diferenciador» este año ha sido la comunicación, según cuenta Pérez. «Otros años no se habían trabajado tanto las redes sociales, por ejemplo, y en los medios de comunicación se ha hecho también una difusión tremenda», relata el estudiante. Los colegiales de Ayete cuentan además cómo han conseguido que distintas personas influyentes y queridas en Donostia se sumasen a la causa: «Se nos ocurrió enviar peticiones a famosos por Instagram y Facebook y nos ha ido bastante bien». Han grabado un vídeo con Xabi Prieto, capitán de la Real Sociedad, a quien agradecen «su gran labor», el también jugador de fútbol Illarramendi ha compartido el cartel del concierto y la cantante Amaia Montero difundió el espectáculo ayer mismo en sus redes sociales.

Estudiantes comprometidos

Estos alumnos dedican mucho esfuerzo a esta cita, pero no es algo excepcional para ellos, ya que colaboran los dos primeros sábados de cada mes con uno de los proyectos a los que van destinados los fondos del concierto. Pérez es quien coordina a los voluntarios de Ayete que acuden a Hotzaldi a «hacer compañía a las personas sin hogar, a hablar con ellas, a escucharlas y a tratarlas como a personas, que al fin y al cabo es lo que son». Es una de las muchas actividades que organizan desde la comisión social del Colegio Mayor.

Tecnun cuenta además con el programa Tantaka, un «banco de tiempo solidario» mediante el cual se anima a alumnos, profesores y empleados a participar en diferentes actividades de voluntariado. Con ello quieren demostrar que dedicando un poco de tiempo cada vez, «gota a gota», también se puede ayudar.

«Como estudiantes no tenemos dinero, pero sí tiempo que podemos dedicar a los demás» Borja Apaolaza

«Es una oportunidad para ayudar a gente que a lo mejor no ha tenido tanta suerte como nosotros» Nacho López

«Puede parecer un concierto más, pero cada colegial ha puesto su granito de arena» Carlos Ramírez

«Esta cita es importante para concienciar a la gente sobre lo que puede hacer cada uno de nosotros» Salvador López

El Concierto Solidario ha requerido más tiempo y esfuerzo, ya que como apunta Pérez, ninguno de ellos se dedica a ni estudia organización de eventos, pero a pesar de ello ya han conseguido vender más de dos tercios de las entradas para la cita; aún hay alrededor de 500 disponibles en internet, y alguna más en papel. De todas maneras, esperan poder venderlas todas a lo largo del día de hoy, para poder recaudar el máximo posible, ya que los gastos del concierto «son bastente elevados», recuerda Pérez. Ahora sólo les queda preparar el escenario, realizar los últimos ensayos con la orquesta de Musikene y el Orfeón Donostiarra y esperar a que todo salgo como está pensado.

Ramírez, como jefe del departamento de finanzas, aún tendrá tareas por realizar después del concierto, pero el trabajo no terminará para ninguno: «Nos reuniremos todos para ver qué ha ido bien y qué ha ido mal, e intentar que cada año sea mejor que el anterior», explica Ramírez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos