Descensos a 200 km/h por el Principado

El KL es una de las competiciones más atractivas de la temporada/Grandvalira
El KL es una de las competiciones más atractivas de la temporada / Grandvalira

Por sexto año consecutivo, Grandvalira acogerá el Kilómetro Lanzado, una de las modalidades más impresionantes del esquí

JUANJO GONZALOMADRID

Se trata de uno de los grandes atractivos del esquí. De esos con los que la gente disfruta cada temporada en una de las pistas más impresionantes de la zona del sur de Europa. De hecho es un lugar en el que el trazado del Riberal -cerrado desde el pasado 30 de marzo con motivo de su preparación de cara a tan importante cita-, en la estación de Grandvalira, no tiene comparación.

Parece que fue ayer cuando en el centro del Principado lo celebraban por primera vez, pero este jueves dará inicio la sexta edición consecutiva de una de las pruebas de la Copa del Mundo de Kilómetro Lanzado. Una atractiva disciplina con más de 100 años de historia y una sucesión de campeones que desafían a la velocidad y prácticamente cada temporada logran superar récords de forma extraordinaria.

La presentación de la prueba deja poco a la imaginación y, sin embargo, mucho a la emoción que en Andorra se vivirá entre el 5 y el 7 de abril en la que será la última gran cita de un curso que se ha vestido especialmente de blanco. Han sido meses en los que se han superado los 200 kilómetros esquiables prácticamente desde el inicio de la campaña con condiciones, como ya es habitual, muy favorables para la práctica de los deportes de invierno.

La rampa instalada cuenta con 10 metros de altura
La rampa instalada cuenta con 10 metros de altura / Grandvalira

Del 5 al 7 de abril

Para muchos, el gran objetivo se centrará en ver si alguno de los competidores logra superar el registro que el suizo Philippe May, de 199,56 kilómetros por hora, establecía hace tan solo un año en las preciosas pistas de Grandvalira. La prueba perteneciente a la Copa del Mundo tendrá en las jornadas del 6 y el 7 de abril los momentos más esperados, con un KL -Kilómetro Lanzado- en el que estarán los mejores de la disciplina.

El sector Grau Roig volverá a ser un año más el lugar donde se den cita, con la ya habitual torre de 10 metros de altura desde la que los esquiadores harán su salida. Un impulso importante para alcanzar los 200 km/h a través de los 900 metros de longitud con los que cuenta. Además, su zona de frenada -450 m- permite a los esquiadores la reducción de su velocidad.

Se trata, sin duda, de uno de los grandes momentos del esquí, que volverá a vivir un auténtico espectáculo de la mano de una de las mejores estaciones del sur de Europa. De nuevo, Grandvalira se convierte en el epicentro de una de las pruebas más llamativas e interesantes del panorama internacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos