Diario Vasco

Otro pobre balance para la nieve asturiana

La falta de nieve obliga a cerrar las estaciones asturianas
La falta de nieve obliga a cerrar las estaciones asturianas / Fuentes de Invierno
  • Las fuertes subidas de temperaturas han obligado a Fuentes de Invierno y a Valgrande-Pajares un cierre de temporada precipitado, una semana antes de lo esperado y sin apenas extensión esquiable en sus dominios

Son muchos los centros que ya celebran la Semana Santa en sus dominios. Lo hacen desde el pasado fin de semana con unas condiciones muy especiales. Todas ellas aprovechan sus terrazas, repletas de esquiadores disfrutando de un magnífico sol, y unas pistas con muchos aficionados a los deportes de nieve, deseosos de deslizarse por el último ‘oro blanco’ de la temporada. Se trata de la última gran fiesta del curso, y toca aprovecharla.

La gran mayoría lo hará, aunque las altas temperaturas registradas en estas últimas semanas han lastrado sobremanera algunas estaciones, que han visto roto el sueño de alargar el curso. Algo así ha ocurrido en la Cordillera Cantábrica. Primero fue Leitariegos quien lo sufrió, obligando a cerrar demasiado pronto unas instalaciones que en esta campaña apenas han podido brillar.

Sin Semana Santa

Tras la nieve leonesa –San Isidro se salva por el momento, con buenos argumentos y muchos aficionados en pistas-, le toca el turno a Asturias, donde la decepción ha sido grande. En el Principado esperaban finalizar la temporada el próximo lunes 16 de abril, con el propósito de mantenerse abiertos durante la Semana Santa, pero la climatología ha sido tan adversa que apenas han aprovechado este inicio de mes.

La semana pasada, Valgrande-Pajares ofrecía esta buena cara

La semana pasada, Valgrande-Pajares ofrecía esta buena cara / Twitter Valgrande-Pajares

Las condiciones no han terminado de ser buenas, y ni Fuentes de Invierno ni Valgrande-Pajares han cumplido con las expectativas que se marcaban hace ya algunas semanas, cuando parecía que todo remontaba y habría un buen final de campaña. A diferencia del año pasado, cuando pasaron unos meses magníficos, no ha sido así. Ni el constante trabajo, ni las fuertes nevadas caídas en los meses de enero y febrero han podido garantizar la última gran fiesta de estos centros de invierno.

Y es que en la segunda de ellas se llegó a estas semanas con 5 kilómetros, una extensión que ha acabado siendo insuficiente con la subida de temperaturas. Tampoco le ha ido mucho mejor en este inicio de la primavera a Fuentes de Invierno en el que se cumplían 10 años de su apertura. Tocará, esperemos, mejor suerte en la próxima temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate