Barbacoa, paella y un gran apoyo popular

Miles de personas llenan cada año el escenario de La Benta y los otros espacios de la localidad

R. A. SAN SEBASTIÁN

Miles de personas se apiñan cada año alrededor del gran escenario de La Benta, pero también el resto de espacios del festival suelen estar a rebosar. «JW Jones alucinaba porque tuvo que tocar en dos sitios seguidos, estaba tocando en la calle San Pedro, que estaba a tope de gente, y fue a la plaza de Armas a colaborar con otro grupo, y al ver que también estaba lleno de público, no se lo podía creer». Es el ambiente especial que genera cada mes de julio el Hondarribia Blues Festival, donde los conciertos son gratuitos.

Los más sorprendidos suelen ser los músicos, también «por las casitas de pescadores y la arquitectura medieval. Se integran en el pueblo y disfrutan mucho. Y bastantes han vuelto después para hacer turismo».

Ese ambiente popular y amigable se traslada a la celebración de una barbacoa con euskolabel y una paella a precios populares. «Se puede disfrutar de dos conciertos, hay mucha comunión con el público y como siempre hay músicos por allí, les invitan a subir».

El concierto pedagógico para niños («a veces da pena que no lo vean los adultos porque es una gozada, algunos se hacen guitarras de cartón y se monta un ambiente genial»), la charla sobre el mojo que dará Héctor Martínez con el guitarrista Fernando Beiztegui, o la alegría de poder contar con bandas de blues vascas (Belceblues, White Towels Blues Band y Star Blues), que «antes no había», completan la variada e intensa oferta del festival.

Fotos

Vídeos