Diario Vasco

«El único secreto en la música es trabajar»

Los de Gernika han decidido en esta gira dosificar los bolos en Euskadi y salir fuera para buscar nuevos mercados para sus canciones.
Los de Gernika han decidido en esta gira dosificar los bolos en Euskadi y salir fuera para buscar nuevos mercados para sus canciones.
  • Gatibu. La exitosa banda euskaldun presentará hoy en Intxaurrondo su sexto disco de estudio, 'Aske maite, aske bizi'

Este cuarteto vizcaíno ha logrado lo más difícil: arrasar, hacerse con el beneplácito del público, digerir el éxito, salir vivo y poder contarlo. Gatibu, formados en el año 2000 con Gernika como epicentro han logrado la conjunción perfecta, el equilibrio entre las funciones de cada uno de sus cuatro integrantes, desde su carismático vocalista, Álex Sardui, a la poderosa pegada de su batería. El grupo está inmerso en la gira de presentación de su sexto disco de estudio, 'Aske maite, aske bizi', el séptimo de su trayectoria incluido un directo. Hoy desplegarán en Intxaurrondo su ya contrastado y contundente directo. Su cantante, Álex Sarduy repasa la actualidad del grupo.

- ¿Qué le ha llegado al grupo de cómo ha sido acogido el disco?

- Nunca sabes lo que va a pasar con cada disco pero este ha sido acogido mejor que el anterior. No sé los motivos pero ha conectado más. En los conciertos se nota que la gente conoce los nuevos temas y los disfruta igual o más que el resto del repertorio. El disco sigue la línea de los anteriores pero realmente notamos que ha gustado. Lo notamos.

- ¿Cuál es la clave de la conexión de Gatibu con el público?

- Yo creo que en esto de la música no hay ni fórmulas ni secretos. Lo que a uno le funciona no tiene porqué hacerlo contigo. El único secreto es trabajar y ser consciente de que estás haciendo lo que te gusta, algo que te da satisfacciones y si tu lo afrontas todo desde una actitud verdadera, es bastante probable que la gente lo vea y también lo sienta así.

- Después de casi 20 años ¿la banda le teme a las inercias y el desgaste que trae el paso del tiempo?

- En Euskal Herria en torno a la música pervive la sensación de que de esta profesión no se puede vivir. Somos el único pedazo de mundo donde todavía resiste ese concepto de que la música no compensa los esfuerzos. Pero a nosotros esta forma de afrontarlo nos sirve. Es un trabajo y al final hay que intentarlo, desde tus posibilidades.

- ¿Le pilló desprevenido al grupo el éxito de 'Bang-bang txiki-txiki bang-bang' en 2008?

- Nunca te planteas las cosas como luego suceden. Hacerlo sería perder la frescura y la intuición que te lleva a componer y grabar una canción determinada. La gente lo pilló, fue una gozada.

- La trayectoria del grupo siempre ha sido un poco atípica.

- Con la crisis decidimos que nosotros nos teníamos que encargar de todo y afrontar lo que pudiera pasar controlando todo el proceso para que nada quedara fuera. Vimos que a los estudios de grabación había que ir con los deberes hechos y no perder el tiempo en la medida de lo posible. Apostamos por grabar menos temas y bajar el precio de venta para hacerlo asequible y contrarrestar la mala situación que se empezaba ya a vivir hacer más de 5 años. Y nos ha funcionado.

- ¿Asumir la autogestión resultó complicado?

- Sabíamos que iba a ser complicado. Renuncias al respaldo que te ofrece una discográfica pero controlarlo todo termina por compensar.

- ¿Qué es el éxito en la música para un grupo como Gatibu?

- El éxito es conseguir hacer un trabajo que le gusta a la gente y la hace disfrutar. Eso es la música.

- ¿La clave es dosificar?

- Fundamental. Cuando sacas el primer disco lo único que tienes en la cabeza es tocar y poder tocar lo más posible. Con los años, lo que hay que hacer para sobrevivir es precisamente lo contrario, tratar de tocar menos y siempre en condiciones.

- ¿Se resiente la convivencia después de 17 años juntos?

- Hay momentos. Pero siempre desde un punto de vista personal, nunca como grupo. Nos marcamos una línea y coincidimos en seguirla y no nos hemos movido de ahí pese a las adversidades, que las ha habido.

- ¿Lo pasasteis mal?

- Siempre hay momentos malos. Como todo en esta vida. Hay momentos en que tú estás a tope pero otro del grupo, no. Y al revés. Yo creo que la clave es buscar la verdad, tanto en la música como en lo que haces para llegar a la gente. Y gozar, gozar y gozar con lo que haces. Hay que darse siempre un margen y unos plazos. Hay que vivir al día y tomar las cosas como vienen. Se ha demostrado que hay mucha gente, muchos grupos, que no pueden vivir así y no lo resisten. Muchos pero muchos grupos. Tienes que tener claro que con el resto de la banda vas a pasar casi más tiempo que con tus colegas e incluso con tu familia, depende de las épocas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate