Lunes, 18 de septiembre de 2006
 Webmail    Alertas   Boletines     Página de inicio
PORTADA ÚLTIMA HORA ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EDICIÓN IMPRESA
AlDia
Internet se adapta a los usuarios
Un estudio sitúa a Euskadi en el tercer puesto de las comunidades que están modificando sus diseños para hacerlos accesibles a todos los usuarios
Internet  se adapta  a los usuarios
Un joven navega por internet. La legislación española exige que desde este año que todas las webs de las administraciones públicas sean accesibles para todos los internautas, especialmente para las personas discapacitadas.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
LOS REQUISITOS
Diseño fácil: Para navegar es fundamental un diseño sencillo, intuitivo y adecuado para todos los usuarios, independientemente de su grado de capacidad o discapacidad y de sus conocimientos de informática.

Errores: Las páginas deben permitir deshacer una acción o permitir la confirmación de una que no se pueda deshacer. De esta forma se limitan los posibles errores.

Imágenes: Navegar por la red se complica para las personas invidentes cuando las páginas están cargadas de imagen, sobre todo si cada icono no lleva adjunto un texto explicativo.

Mensajes sonoros: Los mensajes sonoros deben permanecer hasta que el usuario confirma que los ha leído y los desactiva.

Publicidad

SAN SEBASTIÁN. DV. Realizar trámites bancarios, gestionar y pagar servicios como el teléfono o internet, comprar productos, planificar viajes, leer la prensa... Son sólo algunas de las actividades que los discapacitados pueden llevar a cabo gracias a las nuevas tecnologías. Sin embargo, muchas de estas tareas se ven obstaculizadas por la escasa accesibilidad de las páginas web. «Aunque los usuarios nos buscamos la vida para acceder a cualquier página que nos interese por más inaccesible que ésta pueda ser, en algunos casos la independencia que presta internet a los discapacitados se ve limitada por la falta de homogeneización en los diseños web», explica Enrique, un joven invidente.

Los estudios realizados por el Observatorio de la infoaccesibilidad de Discapnet, primer portal especializado en temas de discapacidad en España y pionero en esa clase de estudios, señalan que las normativas en torno a la accesibilidad de la red no están consiguiendo los resultados esperados. La legislación española exige que desde enero de 2006 todas las webs de las administraciones públicas sean accesibles, independientemente de la plataforma que use (Windows, Apple...) o el grado de discapacidad del usuario. Sin embargo, no todas las instituciones han hecho los deberes.

Un análisis de los portales de las comunidades autonómicas, desarrollado por el citdo observatorio en diciembre del 2005, muestra que, hasta esa fecha, sólo el portal de Murcia aprobó el examen en materia de accesibilidad. Con respecto a los portales institucionales de Euskadi, el mismo estudio determinó que ocupan el tercer lugar en la clasificación de los sitios web de las comunidades autónomas en función de los porcentajes de éxito en la aplicación correcta de los criterios técnicos de accesibilidad, con un 37,5 % de requisitos superadas.

Otro estudio, esta vez del Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC), facilitado a Efe, asegura que sólo siete comunidades autónomas cumplen adecuadamente con los requisitos que exige la nueva norma. Cuatro de ellas aprueban el examen con una calificación de «muy buena» (Andalucía, Cataluña, Galicia y Murcia) y el resto, «buena» (País Vasco, Comunidad Valenciana y Canarias).

El análisis de las páginas estudia la forma en que está organizada la información contenida, las líneas maestras que siguen para diseñar el portal y otras cuestiones, no tan técnicas, como la distribución de la información.

«Números que varían»

Pese a la exigencia de la ley, los errores persisten. Ainhoa, una discapacitada visual de Donostia, cuenta en qué consiste uno de los tantos problemas a los que su colectivo se enfrenta a la hora de navegar por internet: «Para realizar transacciones online en algunos bancos, se exige copiar una serie de números de una imagen, que varía cada vez que se accede al servicio y no puede ser leída por los lectores de pantalla ni por los dispositivos braille».

A ese obstáculo se suma la metodología de seguridad de algunos bancos, la cual consiste en elegir con el ratón los números de la clave de un panel aleatorio. Sin duda, dicha técnica dificulta el acceso de los discapacitados motores y visuales a los servicios bancarios.

Asimismo, Ainhoa aclara que «otras personas con discapacidades diferentes a la ceguera también se encuentran con problemas de accesibilidad en la red, por mucho que los ciegos parezcamos los más perjudicados».

Efectivamente, los inconvenientes de accesibilidad alcanzan a muchos sectores de usuarios de internet. En el caso de los discapacitados visuales, si un botón está bien hecho desde el punto de vista de programación, podrán acceder a él con los lectores de pantalla; sin embargo, esos botones a veces son tan minúsculos, que una persona que tenga dificultad de mover el ratón, que le tiemble un poco la mano, por ejemplo, no podrá pulsarlo tan fácilmente.

En respuesta a este problema, el World Wide Web Consortium (W3C) a través del Web Accessibility Iniciative (WAI) ha formulado un conjunto de recomendaciones que explican cómo hacer accesibles los contenidos de la Web a personas con discapacidad.

Precisamente, el objetivo de estas pautas es promover la accesibilidad, ya que con su implementación la Web será más asequible, no exclusivamente al colectivo de discapacitados, sino también para todos, cualquiera que sea la aplicación de usuario utilizada: navegador de sobremesa, navegador de voz, teléfono móvil, PC automóvil, etc. o las limitaciones bajo las que opere: entornos ruidosos o silenciosos, habitaciones infra o supra iluminadas, entorno de manos libres, conexiones lentas a internet, etc.

Seguir estas directrices agiliza la localización de información en la red. Por ejemplo, su aplicación en los motores de búsqueda situaría a las páginas más accesibles en los primeros lugares de los resultados. La mayor ventaja que presenta la estandarización de las páginas web, según afirman expertos de la oficina española del W3C, es que permiten llegar a un mayor número de usuarios potenciales. Además, se amplía su alcance de la comunicación, servicios o mercados. Así se desprende de los datos del INE (1999), que indican que el 9% de la población en España tiene alguna discapacidad, en total 3.528.221 personas.

Lejos de lo que se puede pensar, la implantación de las recomendaciones de accesibilidad no implican que los diseñadores Web deban restringir la utilización de imágenes, vídeo, etc. De hecho, lo que establece la propuesta del Web Accessibility Iniciative es cómo hacer los contenidos multimedia más accesibles a una amplia audiencia. Además, tampoco suponen un esfuerzo o coste adicional.

En el plano legal, el primer Plan Nacional de Accesibilidad, aprobado por el Consejo de Ministros el 25 de julio de 2003, recoge los compromisos del Gobierno central en esta materia, que se está desarrollando en periodos sucesivos de tres años, desde su entrada en vigor en 2004 hasta su término en 2012. De esta manera, el Plan pretende el logro del lema: Por un nuevo paradigma, el Diseño para Todos, hacia la plena igualdad de oportunidades.

Regulación legal

Así, el proyecto impulsa el paradigma del «diseño para todos» a través de un sistema normativo que garantice la accesibilidad a la red a todos los usuarios. De momento, esta regulación comprende únicamente las web de la administración pública y de organismos dependientes de ella.

Por otro lado, el plazo legal para adecuar los contenidos de los servicios públicos ofrecidos a través de la web a los criterios de accesibilidad «generalmente reconocidos» expiró el 31 de diciembre de 2005. Esto quiere decir que las Administraciones Autonómicas han dispuesto de más de tres años para llevar a cabo esta tarea, desde la promulgación en junio de 2002 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico.

Han proliferado desde entonces las campañas de concienciación, tanto desde las instituciones públicas como desde asociaciones sin ánimo de lucro. La accesibilidad en internet también está adquiriendo importancia en el mundo de los diseñadores de páginas en la red. Prueba de ello es el portal del Grupo Eroski, que tiene un diseño acorde con las directrices de accesibilidad, incluyendo el servicio ofrecido de compra online. También el portal de Renfe, que cumple idóneamente con los parámetros de accesibilidad, haciendo posible a cualquier internauta la compra electrónica de los billetes sin mayor dificultad.

Ahora bien, todavía queda mucho por hacer. Los usuarios discapacitados se quejan de que páginas populares y visitadas por millones de internautas presentan todavía problemas de accesibilidad.



Vocento
Estado de las playas Servicio de meteorología Agencia Guipuzcoana de Infraestructuras Monitor de tráfico