Martes, 15 de agosto de 2006
 Webmail    Alertas   Boletines     Página de inicio
PORTADA ÚLTIMA HORA ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EDICIÓN IMPRESA
AlDia
Librerías y grandes superficies venden ya los libros de texto para la vuelta al cole
Algunos establecimientos están preparados desde el mes de mayo
Librerías y grandes superficies venden  ya los libros de texto para la vuelta al cole
Una niña elige los libros de texto en un centro comercial. [NOELIA MARTÍNEZ]
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

SAN SEBASTIÁN. DV. Como todos los años el verano está cargado de la adrenalina propia de las fiestas, del sol, de la playa y del colorido y ambiente de las terrazas. La temporada viene además acompañada por la expectativa de los más pequeños por el regreso al cole y la ansiedad consiguiente de sus padres para completar a tiempo la lista de materiales escolares.

Desde mediados de julio, las principales librerías guipuzcoanas tienen a punto sus estanterías con todo el material necesario para el inicio de las clases. «Nosotros procuramos tener todo el material escolar listo en el mes de julio para satisfacer la gran demanda que esta mercancía suscita», apuntan desde la librería Ramos, en Donostia. Algunas de ellas prefieren incluso preparar los libros mucho antes, en junio y, las más organizadas, desde mayo.

De cualquier manera, la decisión de empezar a exponer los libros y el resto de útiles escolares en una fecha u otra responde al tipo de consumidores. Por un lado están los clientes más previsores, quienes se inclinan por comprar al final del curso o en los primeros días del verano para, una vez concluida tan ineludible obligación, entregarse de lleno al disfrute de las vacaciones.

Por el contrario, otros prefieren dejarlo para los últimos días de agosto y primeros de septiembre, ya que tras las energías recuperadas durante los días de asueto y la presión del inicio del colegio, se dedican por completo a ella.

Otros muchos se lo toman con calma, es decir, compran poco a poco a lo largo del período vacacional, repartiendo así equitativamente el tiempo de ocio con los deberes y el desembolso económico. Asimismo, dentro de este grupo, aparecen las familias para las que las compras del material escolar constituyen una auténtica fiesta en la que todos sus miembros participan y, por supuesto, donde los verdaderos protagonistas son los niños.

Por encargo

Finalmente, gran parte de los clientes adoptan una actitud mucho más práctica y compran por encargo. De hecho, existen múltiples librerías que venden el material escolar previo pedido. Éste es el caso de la librería Komporta, cuyo sistema de venta consiste en «limitar la mercancía escolar a los pedidos de nuestros clientes. Nunca traemos libros de más, pretendemos satisfacer a un número limitado de consumidores fieles a nuestra tienda», explica un dependiente de esta librería donostiarra.

Por otra parte, otros tantos realizan sus compras escolares en grandes superficies. Desde Eroski señalan que «ofrecemos todo lo que el cliente necesita en un mismo lugar y así no se ven obligados a desplazarse de tienda en tienda». Ahora bien, el consumidor a veces no puede elegir la librería que mejor se adecue a sus preferencias, porque muchos colegios otorgan la exclusividad de venta de sus listados a librerías específicas. Ramos, por ejemplo, tiene acuerdos con un gran número de centros escolares como Mundaiz o San Patricio mientras que la librería Zubieta surte a los alumnos del colegio Eskibel.

Lo mejor para hacer frente al desembolso económico es tomarse la vuelta al colegio de una manera relajada y como un episodio más que, si se quiere, puede ser una ocasión ideal para compartir con los más pequeños de la casa.



Vocento
Estado de las playas Servicio de meteorología Agencia Guipuzcoana de Infraestructuras Monitor de tráfico