Lunes, 26 de junio de 2006
 Webmail    Alertas   Boletines     Página de inicio
PORTADA ÚLTIMA HORA ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES

EDICIÓN IMPRESA
IGNACIO CASADO DELEGADO DE LA SGAE
«El autor sigue la suerte de su obra»
El delegado en el País Vasco Ignacio Casado resta importancia a los procedimientos abiertos contra bares y ayuntamientos
«El autor sigue la suerte de su obra»
Ignacio Casado. [USOZ]
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

-¿Percibe un problema de impopularidad respecto a la función que desempeña la SGAE?

-Lo hay, efectivamente, pero esto es el salario del autor, los autores viven de esto. Hasta el punto de que los derechos de autor son embargables igual que un sueldo. El autor no es el intérprete, el intérprete es un señor que cobra por royalties, por lo que se vende un disco, el caché, pero si no hay autor no hay música.

-¿Entonces a la SGAE le toca el papel de malo?

-Yo es que leo titulares donde se dice: 'La SGAE se embolsó'. La SGAE no se embolsa nada, lo reparte entre sus autores.

-¿Cómo se hace ese reparto?

-En función de hojas de programa. El 79% de lo que recaudamos va a programas concretos. Con la televisión se reparte por segundos a partir de un servicio de identificación de lo que se oye. Lo que se produce de mecánica, por grabaciones, locales públicos, eso es mediante un sistema de sondeo de empresas especializadas que nos dicen cuáles son los repertorios que se están utilizando: Acuden, toman nota y comprueban los títulos que se ponen.

-¿Cómo trabaja con esas cuotas, cine, conciertos, bares?, ¿se cambian los parámetros en función de la pujanza de uno u otro, que uno venda más o menos?

-Si una película tiene éxito y es la más taquillera, esa es la que más derechos cobrará de lo que repartimos, está en proporción, si se recauda 100 se reparte a las 100 más vistas, lógicamente

-Una de las críticas que recibe la SGAE es que sólo vela por los intereses de los autores de más éxito

-El autor sigue la suerte de su obra en el mercado, sin duda: las de más éxito, son las que más recaudan porque se escuchan más, se ven más, la gente las incluye más en los programas. Pero se reparte sobre todo aquello que suena.

-Parece que donde más querellas existen es en los bares

-Lo de los bares se hace por sondeo, pero nosotros sabemos las grabaciones que hay en los establecimientos públicos: y luego también sabemos todo el programa completo que tiene Hilo Musical, determinadas emisoras muy populares...

-¿Cuándo se hace el reparto una vez que entra lo recaudado?

-Todas las obras dramáticas, al mes siguiente que se cobra; los conciertos, a los 3 meses; lo de mecánica y establecimientos públicos, a los 6 meses, porque hay que identificarlo y es un proceso muy lento. La SGAE tiene 800 personas trabajando y 400 se dedican a repartir. Esta empresa no valdría para nada si no repartiera.

-¿Cuales son las mayores críticas que reciben de los autores?

-Sobre todo proceden de gente que cree que tiene que recibir más derechos.

-¿Cree que hay intereses detrás de las críticas a su labor?

-A algunos les sabe mal que la cultura pueda tener éxito. Parece que tenemos que seguir con esa imagen de que el artista viva en la miseria, todos sean pobres y todos nos aprovechemos de lo que ellos hacen. Pues no, la cultura genera un beneficio enorme y lo ha generado siempre, y lo único que piden los autores de la SGAE es una parte pequeñísima, ínfima de todos esos beneficios multimillonarios que sigue generando.

-¿Cree que el caso por impago de Getxo puede sentar un precedente respecto a los ayuntamientos y las fiestas populares?

-Nosotros no hemos sacado el tema, es un procedimiento como otro cualquiera. Lo increible es que la gente no quiera asumir la legislación.



Vocento
Estado de las playas Servicio de meteorología Agencia Guipuzcoana de Infraestructuras Monitor de tráfico