Jueves, 8 de junio de 2006
 Webmail    Alertas   Boletines     Página de inicio
PORTADA ÚLTIMA HORA ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES

EDICIÓN IMPRESA
SAN SEBASTIAN
Semáforos a golpe de mando
El Ayuntamiento ha cambiado los semáforos sonoros que facilitan el tránsito de las personas invidentes
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

SAN SEBASTIÁN. DV. Hace tiempo que los semáforos sonoros para facilitar el tránsito de las personas invidentes han dejado de existir en San Sebastián. En realidad esa es solo la apariencia, porque lo que realmente se ha producido es una modificación en su sistema de funcionamiento, que les permite estar callados y evitar molestias a los vecinos.

Los tradicionales semáforos adaptados para personas ciegas consistían en un sistema activo durante todo el día. Cuando se activaba la luz verde del semáforo, sonaba a la vez un sonido intermetente que alertaba a los invidentes. Sin embargo, con la nueva técnica el aparato se activa a través de un mando a distancia que maneja la persona ciega, por lo que sólo entran en funcionamiento cuando el invidente lo requiere.

Todos los residentes de las zonas donde estaban colocados estos semáforos se quejaban incesamente por las molestias. «Con los semáforos sonando todo el día, era imposible estar tranquilo en casa», declara un vecino del centro de San Sebastián. «Y no digo nada de la noche, con el continuo pi-pi-pi», añade.

De ahí que el Ayuntamiento de San Sebastián, junto a la Fundación Once y el Imserso, incluyeran dentro de sus planes de accesibilidad una nueva modalidad de semáforos sonoros, una técnica que permite compatibilizar la protección contra la contaminación acústica y la movilidad urbana para los discapacitados visuales.

El nuevo sistema consiste en la instalación de sensores en los semáforos. Cuando se acciona el mando, el semáforo informa al peatón invidente. Si emite un sonido constante, es que la luz para el peatón permanece verde; si es intermitente, quiere decir que el semáforo está en ámbar y cuando no suena, es que el fuego está en rojo.

De este modo, los invidentes pueden seguir contando con tan necesario instrumento para su movilidad. «No salgo de casa sin el bastón y el mando de los semáforos», asegura un joven invidente de Donostia. Sin lugar a dudas, para este colectivo el mando a distancia que activa el sonido de los semáforos es una herramienta tan imprescindible en sus desplazamientos como el popular bastón blanco.

El mantenimiento

A pesar de que este sistema elimina las molestias del pitido insistente del anterior aparato, su implantación no es tan fácil como parece, ya que se debe someter a un mantenimiento continuo, especialmente en aquellos semáforos ubicados en localidades costeras como Donostia, ya que el salitre y la humedad aceleran su deterioro.

Así es que los informes de averías son muy frecuentes, tal y como lo confirma una afiliada a la Once. «En el trayecto al trabajo, de cinco pasos de cebra que tengo que cruzar, sólo me funciona el mando en dos, pero no sé por cuánto tiempo más». Como ella, son muchos los invidentes que reclaman un mejor servicio.

Por otra parte, este tipo de semáforos sólo está disponible en las zonas más transitadas de la ciudad tales como Gros, Egia, Amara, el Centro y el Antiguo, aunque en este último barrio, sólo se cuenta con tres aparatos modificados. La carencia de equipos adaptados en muchas áreas de Donostia, como por ejemplo Aiete o Miramón, junto con las frecuentes averías que sufren los ya instalados, constituyen un problema importante para el colectivo de invidentes, quienes se quejan constantemente a través del Ayuntamiento y la Once. Ahora bien, el consistorio donostiarra asegura que se realizan revisiones periódicas a estos equipos y que en breve tiempo se procederá a implantar nuevos semáforos adaptados en otras rutas que aún no están cubiertas



Vocento
Agencia Guipuzcoana de Infraestructuras Servicio de meteorología Monitor de tráfico