Domingo, 7 de mayo de 2006
 Webmail    Alertas   Boletines     Página de inicio
PORTADA ÚLTIMA HORA ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES


REAL SOCIEDAD
BetiErreala!
Una victoria y salvados
La Real quiere ganar al Celta para evitar jugarse la permanencia en una dramática última jornada. Equipo y afición afrontan el choque como una auténtica final de Copa
SAN SEBASTIÁN. DV. De hoy no puede pasar. La Real quiere ganar al Celta para sellar, de una vez por todas, su permanencia en Primera División (17 horas, PPV). Los blanquiazules afrontan el partido como una final de Copa, con la misma ambición que si hubiera un título en juego. De hecho, lo que se dirime esta tarde en Anoeta es mucho más importante. Más incluso que lo conseguido hace 25 años en El Molinón.

José Mari Bakero hizo el viernes un llamamiento a su equipo y la afición para que sean uno solo en este último esfuerzo. El encuentro debe ser una tortura para el Celta, desde el pitido inicial hasta el último minuto. Algo parecido a lo sufrido por los realistas en Cádiz, pero con deportividad.

El triunfo es imprescindible para no tener que esperar a la dramática jornada 38, en la que la Real viaja a Montjuic. Los txuri urdin cuentan con tres puntos de ventaja sobre los puestos de descenso y aún dependen de sí mismos, gracias a la racha de tres triunfos y un empate del pasado mes de abril. Así las cosas, la permanencia será matemática si suman los tres puntos, ya que el Espanyol cayó ayer en el Camp Nou y no les podría alcanzar. Incluso un empate podría bastar, siempre que pierdan Racing o Alavés, dado que la Real se colocaría con 40 puntos, a tres de los cántabros -a los que tiene el golaverage ganado- o a cuatro de los alaveses.

Al margen de cuentas y cálculos, inevitables a estas alturas de la temporada, el objetivo de los realistas debe ser la victoria. Para lograrlo, Bakero recupera a los sancionados Rekarte y Nihat, aunque la titularidad del turco en su despedida de Anoeta -el próximo año jugará en el Villarreal- no está clara.

La ausencia en la lista de De Paula hace pensar que Bakero dispondrá un once con un único punta, que por lo visto ante el Sevilla sería Morten Skoubo.

Otro que dice adiós a la que ha sido su casa desde enero es Mark González. El chileno se ha convertido en el héroe del 2006 con cinco goles decisivos y una entrega a los colores digna de elogio. El estadio sabrá despedir a sus ídolos como merecen.

Arbitrajes bajo sospecha

El vital choque contra el Celta llega en plena polémica arbitral. La Real ha sufrido la incompetencia de los colegiados durante toda la temporada, en proporciones inaceptables estas últimas jornadas. Ante el Sevilla, también en Anoeta, Rubinos Pérez empleó dos varas de mediar a la hora de sancionar, y mientras a los hispalenses les permitió jugar al límite, castigó a la Real con dos expulsiones -Rekarte y Nihat- y un penalti.

En el Ramón de Carranza, Esquinas Torres pitó un penalti inexistente por manos de Cifuentes que privó a la Real de dos puntos importantísimos. Sin embargo, esta decisión -promovida por el linier- fue sólo la culminación de un arbitraje impresentable bajo la presión del público de Cádiz.

Estos errores han colmado la paciencia del club. Miguel Fuentes declaró el viernes en DV que «ser correcto y respetuoso se convierte a veces en facilidad a la hora de arbitrar», al tiempo que reclamó «presión sobre el trío arbitral» en el partido de esta tarde. El presidente blanquiazul denunció que «los árbitros nos están quitando más de lo que nos están dando». Tras la lesión sin castigo de Aranburu y los lamentables sucesos del Vicente Calderón, la Real protestó de forma enérgica ante el estamento arbitral, al que pidió «respeto».

Hoy le toca el turno a Fernández Borbalán. Será la cuarta ocasión en que el colegiado andaluz arbitre a la Real. Borbalán, que cumple su segunda campaña en la élite, no trae suerte al conjunto txuri urdin, ya que nunca ha ganado con él en el campo. Este año pitó en el Bernabéu, sin mayor incidencia en el empate a uno final. Sin embargo, en su estreno en La Romareda la pasada temporada (2-1), señaló penalti en una pugna entre Rekarte y Savio y anuló un gol legal a Kovacevic. Anoeta le vigilará de cerca.



Vocento
Agencia Guipuzcoana de Infraestructuras Servicio de meteorología Monitor de tráfico