Diario Vasco
Pequeño paciente con una de las capas confeccionadas para ellos.
Pequeño paciente con una de las capas confeccionadas para ellos. / Hospital Universitario Sanitas La Moraleja

Un cuento que ayuda a reducir la ansiedad perioperatoria

  • psicología

  • El 20% de los niños que se someten a intervenciones quirúrgicas sufre terrores nocturnos, depresión o micción involuntaria derivados de esa ansiedad

Las intervenciones quirúrgicas suponen un momento delicado para cualquier paciente pero, en el caso de los niños, es mucho más complejo, tanto para ellos como para sus familiares y para el personal médico que interviene en el tratamiento.

El grado de ansiedad de los niños y sus familiares ante esta situación puede provocar la aparición de complicaciones postquirúrgicas. «Hay estudios científicos que relacionan esta ansiedad perioperatoria con la aparición de complicaciones clínicas en los niños que se han sometido a intervenciones quirúrgicas. Se estima que en el 20% de los casos pueden aparecer terrores nocturnos, depresión, insomnio o micción involuntaria», explica el doctor Alberto Girones, del Servicio de Anestesiología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Para atajar esta situación, el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja ha desarrollado un programa especialmente orientado al paciente pediátrico que tiene como fin evitar los problemas fisiológicos que generan el estrés y la ansiedad a través de la labor que a diario realiza el personal del hospital.

Se trata del Programa de Normalización Perioperatoria Infantil y está basado ¡en un cuento! 'Donde habitan los héroes' es una lectura que ayuda a que los niños entiendan porqué están fuera de su casa, en un entorno tan extraño para ellos como puede ser un hospital. De este modo el pequeño cuenta con herramientas para gestionar mejor la situación y la ansiedad que pudiera producirle su ingreso.

«El juego es el principal elemento educativo del que disponemos los seres humanos. Es una actividad que antepone reglas que deben ser aceptadas por todos los participantes, creando un ambiente amigable y distendido, incluso en situaciones que pueden parecer hostiles, como el entorno hospitalario», explica Laura Alvargonzález, directora de Enfermería del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Una de las páginas del cuento interactivo 'Donde habitan los héroes'.

Una de las páginas del cuento interactivo 'Donde habitan los héroes'.

La narrativa del cuento se ha desarrollado con la colaboración del equipo de psicólogos infantiles del centro, liderado por Margarita Herrero de Vega. «Hemos utilizado el mundo mágico y la figura de los héroes para introducir al niño en el entorno hospitalario con otros ojos. Esto permite que entiendan conceptos como las ayunas u otras medidas preoperatorias que le pueden resultar hostiles», explica la psicóloga.

A través de este libro interactivo los niños se familiarizan con los personajes que van a intervenir en su tratamiento, ya que el cuento refleja los nombres reales de los profesionales que le van a tratar, así como dibujos de los espacios en los que se va a mover por el hospital. De esta manera los niños pueden familiarizarse con el circuito del hospital, los uniformes asistenciales (mascarillas, pijamas, etc.) e incluso con el personal del centro. «Esta herramienta se refuerza además con capas y ropa quirúrgica especialmente diseñada para los niños, de manera que el trance preoperatorio queda suavizado por un entorno lúdico, divertido y agradable para el ellos».

Dentro de este programa, el hospital ha diseñado también diferentes cuestionarios en los que han intervenido más de 100 pacientes que, mediante el análisis psicométrico y otras variables, se ha conseguido estimar el nivel de ansiedad de los pacientes y cómo las medidas que forman parte de este proyecto contribuyen a paliar sus síntomas.

Como explica el doctor Girones, «en este proceso ha participado todo el personal asistencial del hospital que trabaja con los niños, desde los profesionales médicos hasta los celadores. Estos últimos son un elemento indispensable del programa ya que suelen ser los primeros en tener contacto con el paciente en la zona preoperatoria, separándole de la familia que se queda esperando en la habitación».

La complicidad de médicos, enfermeras, celadores y el resto del personal permite la creación del ambiente propicio para la gamificación del proceso tomando como referencia el cuento.

Para ver el cuento pincha aquí

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate