Diario Vasco
Niño coloreando un dibujo.
Niño coloreando un dibujo.

Pinta y colorea, ¿qué beneficios tiene en los niños?

  • psicología

  • Elena Santos, psicóloga de la Unidad de Comportamiento y Personalidad del Hospital Ruber Juan Bravo-Grupo Quirón Salud, nos da las claves para que los peques desarrollen su psicomotricidad fina, su creatividad y otras habilidades y estrategias cognitivas

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Cuántas veces hemos escuchado, y dicho: «Venga, siéntate ahí y dibuja». O «colorea, pero no te salgas de la raya». Lo que a veces no llegamos a alcanzar del todo son los beneficios que un acto tan simple, y tan divertido, puede reportar al pequeño.

Para que seamos conscientes de la magnitud de este juego tan entretenido, y tan cómodo para los padres, la psicóloga Elena Santos, de la Unidad de Comportamiento y Personalidad del Hospital Ruber Juan Bravo-Grupo Quirón Salud, nos ha respondido a unas preguntas.

¿Qué diferencia existe entre pintar y colorear para el niño? Me refiero a los diferentes beneficios de cada una de estas acciones.

Colorear es una acción en la que el niño ya se presenta ante un dibujo hecho, no tiene que crear nada de cero, solo tiene que dar color. Por el contrario, pintar significa una creación desde el principio. El niño va dando forma a lo que él mismo está produciendo. Las diferencias por tanto que suponen a nivel cognitivo y motriz son, como sugieres, diferentes. Se estimulan habilidades y capacidades diferentes. Colorear promueve capacidades de psicomotricidad fina, cierta capacidad asociativa (elemento con los colores en la realidad), reconocimiento, etc…

En el acto de pintar aparte de desarrollar las mismas habilidades que cuando el niño colorea, aparece también la creatividad, la concentración, diferentes estrategias cognitivas (por ejemplo, fijarse en un modelo de dibujo, comparar con otros dibujos, contar elementos en el dibujo…), producción artística, imaginación, organización del espacio, búsqueda de información, explorar diferentes alternativas, investigar, la noción del esfuerzo y práctica, y otras muchas habilidades y capacidades. No olvidemos que son pasos previos que ayudan al desarrollo tanto de la escritura como de la lectura. Es por todo ello que, ya solo en el desarrollo de esta cantidad de capacidades y habilidades, encontramos muchos beneficios de estas disciplinas.

¿Hay beneficios a otros niveles, por ejemplo sobre el carácter?

Tanto el colorear como el pintar suponen formas de autoestimulación, confianza en uno mismo y refuerzo. Con ellas los niños son capaces de expresarse a nivel emocional, a nivel de conocimiento y también de movimiento y por tanto resultan una manera importante de comunicación con el mundo exterior, al igual que de expresión de su mundo interno y por tanto de comunicación consigo mismo. Se va forjando también a través del dibujo su madurez psicológica y su personalidad.

Otro de los beneficios de pintar y colorear está en la capacidad de generar estados de calma y relajación en los niños. En el momento del dibujo están concentrados, centrando su atención en lo que están produciendo y esto puede suponerles un estado de bienestar y relajación.

¿Cómo debemos incentivarles para que lo hagan?

Una buena forma es pasar tiempo con ellos. Hacerlo divertido. Hacerlo como un juego. Les tiene que llamar la atención, tiene que resultarles atractivo lo que van a colorear o pintar. Por ello, incentivarles para que coloreen o pinten a alguno de sus personajes de dibujos animados favoritos, sus juguetes, una actividad que quieran hacer, su casa ideal, un paisaje… Todo esto puede servir, siempre desde lo que ellos mismos elijan. Nuestra función es solo proponerle opciones, ellos se tienen que sentir libres de elegir lo que quieren finalmente dibujar.

Es muy importante en este proceso de incentivar a los niños a que dibujen, el no centrarse en el producto final, sino en el proceso artístico. No hay que ponerle restricciones ni limitaciones.

Otra buena forma de incentivar a los niños para que dibujen es crear un espacio para que lo hagan y para que expongan sus dibujos y los cuelguen en alguna parte de la casa.

Muy importante por tanto que el dibujo sea libre y espontáneo aunque al principio podamos darle algunas ideas.

¿Debemos ponernos a hacerlo junto a ellos?

Al principio puede resultar positivo ayudarles en el dibujo sobre todo cuando son más pequeños. Tenemos que tener en cuenta que el dibujo se puede entrenar y mejorar y es importante ayudarles a hacerlo. Por otro lado la ayuda no debe ser constante, en momentos en los que tengan pequeñas dificultades es bueno dejarles tiempo para que exploren y creen por ellos mismos soluciones, con esto se consigue desarrollar creatividad e imaginación, a la vez que sirve como un pequeño ejercicio de solución de problemas.

¿Estar junto a ellos, dejándoles ese tiempo solos, imagino que también es bueno?

El hecho de ponerse a dibujar con ellos supone compartir actividades y compartir tiempo, lo que es muy positivo para mejorar y crear un vínculo fuerte y seguro con ellos. Además ayuda a conocer cómo se expresan y qué es lo que sienten, conocer en definitiva su mundo interior, emocional, tan difícil a veces de reconocer.

¿A qué edad deberían comenzar?

El dibujo y también colorear, tal y como hemos comentado en la primera cuestión, tienen innumerables beneficios para el desarrollo a diferentes niveles del niño. Por tanto, estos se recomiendan desde el momento en el que los niños tengan la capacidad de coordinar sus movimientos físicos tanto en brazos, manos y dedos (psicomotricidad fina), tengan la destreza de sostener las pinturas, capacidad de concentración etc…

Realizar un dibujo les puede costar más pero colorear pueden comenzar a realizarlo antes, no olvidemos que entorno al año y medio y hasta los tres años es la etapa del garabato. Después de esta etapa de dibujo, vendría la etapa del realismo frustrado entorno a los 3-5 años de edad. Seguida por la etapa de realismo intelectual (5-8) y finalizando con la etapa de realismo visual entorno a los 7-9 años. Consiguen un realismo pleno en los dibujos entorno a las 12-14 años, dependiendo de los niños.

Cuando hemos coloreado, o lo hacen nuestros hijos, siempre hay alguien que dice: «No te salgas de la raya». ¿Es importante?

Es importante que aprendan a colorear respetando los límites del dibujo. Esto tiene que ver con el desarrollo de los aspectos motrices. Controlar el trazo para no salirse se relaciona con el desarrollo de la psicomotricidad fina. También con ello desarrollan capacidad de autocontrol. Saben y comienzan a definir y respetar los límites del espacio dedicado a cada tarea.

Como parte de un aprendizaje más profundo para la vida. Todo tiene un orden y un lugar. Sin prohibiciones, es como la vida misma, puede servir como pequeño ejercicio para lo que será en un futuro y en el resto de su vida el hecho de respetar los límites. Pero insisto, todo esto debe ser explicado y no impuesto.

¿La forma de colorear (fuerte apretando el lápiz, por encima y rápido garabateando...) nos dicen algo sobre la madurez o el estado emocional del niño?

Tanto la forma de colorear, el espacio que utilizan, los colores, y en general todo el dibujo de los niños nos da mucha información sobre su personalidad y estado emocional. Si bien quiero dejar claro que no es una cosa de causa-efecto, refiriéndome con esto que no porque coloree de una forma u otra con eso ya podemos dar por hecho que es tal o cual, o significa algún rasgo inmodificable por sí mismo.

En relación a la posición del dibujo en el papel. Dependiendo de si este se sitúa en la parte superior, inferior, derecha o izquierda significa una u otra cosa.

También el tamaño y las dimensiones del dibujo. Por lo general los dibujos grandes dan información sobre cierta seguridad en los niños, mientras que los dibujos pequeños pueden reflejar niños que pueden ser reflexivos, tener poca confianza o incluso cierta timidez.

En cuanto al trazo del dibujo, un trazo continuo, sin interrupciones puede denotar, seguridad, ganas de explorar. Por el contrario un trazo fuerte puede indicar cierta impulsividad, agresividad o falta de control. Y un trazo borroso puede estar dando claves de inseguridad.

En torno a los colores también existen ciertos aspectos interesantes en función del significado de los mismos. Estos aspectos son simplemente una pequeña parte de todo lo que se puede analizar en un dibujo y la información a nivel emocional que nos puede brindar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate