Tránsito y transgresión

Hablamos de intinerarios migratorios condicionados, no por motivos económicos sino por la discriminación y violencia LGTBIfóbica

ERNESTO SAINZ LANCHARES

Este 21 de octubre conmemoramos el Día Internacional de Acción por la Despatologización Trans, iniciativa enmarcada en la Campaña Internacional Stop Trans Pathologization. Buena ocasión para retomar la realidad de un colectivo que, pese a los avances, adolece de carencias aún hoy. La supresión definitiva de categorías patologizantes de la ‘Clasificación Internacional de Enfermedades’, de la Organización Mundial de la Salud, o del ‘Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales’, de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría es acuciante, pero son necesarios además: la evolución del paradigma de atención sanitaria desde un modelo de evaluación hacia un enfoque de apoyo y consentimiento informado; el reconocimiento legal del sexo sin requisitos médicos; el asentamiento de un ideario colectivo que legitime y posibilite vivencias diversas en lo que al sexo y género se refiere; marcos legislativos integrales estatales que recojan las necesidades del colectivo y sienten bases contra la transfobia... etc.

Aspectos cruciales que tal día como hoy son relevantes, pero a los que incorporamos un nuevo elemento: la realidad de las personas trans migrantes: en las que confluyen elementos que les confieren una especial vulnerabilidad. Hablamos de itinerarios migratorios condicionados, no por motivos económicos, sino por la discriminación y violencia LGTBIfóbica.

Esta realidad atañe al colectivo LGTBI en su conjunto, si bien la experiencia de las personas trans es especialmente dramática. Con ocasión del Día Internacional de la Visibilidad Trans (31 de marzo), Transgender Europe publicó una actualización de los resultados del Observatorio de Personas Trans Asesinadas (TMM)[ Actualización TMM 2017. Nota de prensa (TGEU)], constatando 2.343 homicidios en 69 países entre 1 de enero de 2008 y 31 de diciembre de 2016. Aunque como señala el informe probablemente se trate de la punta del iceberg ya que dichos datos derivan de países en los que existe un monitoreo.

Dramáticas situaciones que fuerzan migraciones como solución obligada y suponen el comienzo de un nuevo ciclo de dificultades. Es éste un importante punto de inflexión de un proceso en el que tránsito y transgresión son caras de una misma moneda, una complicada confluencia de fronteras de dramáticas consecuencias. Desarraigo social, desamparo y soledad, temor ante un futuro incierto con la deportación como fantasma omnipresente, precariedad en las necesidades más elementales, exposición permanente a situaciones en que se ignora su identidad sexual, miradas y comentarios despectivos, insultos y/o peor, amenazas o agresiones físicas… Quizá sea suficiente.

El término interseccionalidad utilizado por vez primera por Kimberlé Williams Crenshaw en 1989 busca significar procesos en los que distintos planos opresivos se solapan creando realidades personales complejas, inteligibles sólo a través del análisis de su mutua interacción. Origen racial o étnico, status socio-económico, religión, edad, orientación e identidad sexual... configuran un complicado sudoku susceptible de generar diversas especificidades de dominio y opresión.

No es éste, por tanto, un término ajeno a la realidad que nos ocupa, ni a otras muchas similares. Y siendo así, parece evidente que la confluencia de esfuerzos ha de ser también pilar fundamental a la hora de hacerles frente. Fue precisamente este hecho, el solapamiento de planos discriminatorios y la necesaria creación de sinergias, el germen de la Red Eraberean, Red para la Igualdad de Trato y No Discriminación, que nació en 2014. Iniciativa que, promovida por el Gobierno Vasco en colaboración con diversas organizaciones sociales que trabajan en los ámbitos de la inmigración, la promoción del pueblo gitano y de los colectivos LGTBI, trata de aunar esfuerzos a fin de combatir la discriminación y los delitos de odio que acontecen en nuestro entorno.

Y es que, aunque no siempre seamos conscientes, realidades como la detallada conviven entre nosotros.

Fotos

Vídeos