Salarios más bajos

El Instituto Nacional de Estadística (INE) actualizó ayer los datos de Contabilidad Nacional entre 2014 y 2016 y mejoró las cifras de crecimiento del PIB, que habría sido del 3,3% en 2016 frente al 3,2% de la anterior estimación y del 3,4% en 2015,, dos décimas más que en la última revisión. La mejora se debe a una mayor aportación de la demanda externa pese a haberse reducido la inversión y el consumo privado. Por otra parte, en 2016, el empleo creció un 3,0% con relación al año anterior, en vez del 2,7% calculado en primera instancia. De los datos aportados por el INE destaca sin embargo la reducción del peso de los salarios en la riqueza nacional, que el año pasado fue del 48% frente a casi el 52% de hace nueve años. La pérdida de las rentas salariales ha ido a engrosar los excedentes empresariales y la recaudación fiscal. La caída de los salarios constituye un problema que frena probablemente el crecimiento. La baja remuneración del trabajo debilita el consumo agregado de la economía, perjudica la productividad, genera pobreza y malestar social y enflaquece el Estado de bienestar.

Fotos

Vídeos