Islas del cielo

Big Bang

Algunas montañas son tan escarpadas que sus cumbres son biológicamente islas

Félix Ares
FÉLIX ARES

Los tepuis son mesetas planas cuyos bordes caen abruptamente varios cientos de metros. Algunos son de forma cilíndrica, vistos desde lejos son como una enorme chimenea. Arriba la meseta y casi sin solución de continuidad unas paredes verticales.

Volábamos desde Caracas al parque nacional de Canaima en Venezuela, el piloto tuvo la amabilidad de dar una vuelta por encima del llamado Auyán-tepui para que pudiéramos ver la cascada más alta del mundo: el salto del ángel. Me sorprendió tanto la altura de la catarata como las innumerables grietas que presentaba la meseta.

Tepui es una palabra del idioma pemón que significa: «morada de los dioses».Las diferencias de temperatura y humedad entre la meseta en lo alto y la selva en la parte baja constituyen dos hábitats diferenciados, de modo que la fauna y la flora de las mesetas es muy distinta de la de la selva circundante. Desde un punto de vista biológico esas mesetas son islas donde la evolución ha producido especies diferentes que solo se dan en ellas (endémicas). El escritor naturalista Weldon Heald popularizó la frase de «islas en el cielo».

En la cumbre del Auyán-tepui hay especies endémicas. Por ejemplo, los sapos normales salen del huevo como renacuajos y después, poco a poco, se van formando las extremidades y demás características del animal. En la cumbre del Auyán-tepui hay un sapo de color negro que al salir del huevo lo hace completamente formado. No pasa por la fase de renacuajo. Probablemente este hecho insólito se debe a que los renacuajos en aguas normales tiene mucho alimento, pero allá arriba, en la meseta del tepui, no lo tiene por lo que le es más fácil encontrarlo en la forma adulta.

A algunas plantas les ha pasado lo mismo y en vez de sacar alimento de las raíces lo hacen por las hojas que se han especializado en atraer, capturar y digerir insectos. Son bellas plantas carnívoras.

Los tepuis no son las únicas islas del cielo que hay en el mundo. Por ejemplo, son muy importantes las que existen en el desierto de Chihuahua, a ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos. En 1943 Natt N. Dodge las describió como «islas de montaña en un mar de desierto». El desierto actúa como frontera y hace que en las cumbres haya una fauna y flora endémicas.La idea de «isla del cielo» ha tenido tal aceptación que la cadena montañosa que va desde la Sierra Madre en México hasta las montañas Rocosas en Estados Unidos se le conoce como Archipiélago Madrense.

Fotos

Vídeos