Un instituto de arquitectura para Euskadi en Donostia

PABLO GARCÍA ASTRAINDirector de Urbanismo y Arquitectura del Gobierno Vasco

El Instituto de Arquitectura de Euskadi-Euskadiko Arkitektura Institutua, cuyo alumbramiento será posible gracias al reciente convenio de colaboración entre el Departamento de Medio Ambiente Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco y el Departamento de Cultura de la Diputación de Gipuzkoa, nace con la vocación de acercar la arquitectura a la ciudadanía a todos los públicos, y de convertirse en un lugar de reflexión, investigación, debate y producción crítica. Nace con voluntad de romper barreras, empezando por la que hace que las dimensiones técnica y cultural de la arquitectura discurran por caminos paralelos pero siempre separados: su gestión administrativa por compartimentos estancos. Algo que tradicionalmente induce a no pocos errores. El Instituto reivindicará la arquitectura como hecho construido cotidiano y como hecho cultural de primer orden. La arquitectura es hábitat humano, es urbanismo, industria de la construcción y economía; pero es también patrimonio y, sobre todo, cultura.

El convenio para el Instituto de Arquitectura de Euskadi en el Convento de Santa Teresa de Donostia le encomienda llevar a cabo una programación divulgativa en materia de arquitectura a lo largo de todo el año, destinada a un público generalista no especializado, convirtiéndose así en una suerte de Centro de Interpretación de la Arquitectura y Patrimonio Construido de Euskadi.

En 2017 impulsamos MUGAK, la primera Bienal Internacional de Arquitectura de Euskadi y lo hicimos en San Sebastián. Era la ubicación idónea para que este evento fructificara adecuadamente. Una de las motivaciones, además del atractivo como ciudad y destino turístico y de congresos, es que en Donostia está la Escuela de Arquitectura de la UPV. Todo lo que la bienal produjera estaría fácilmente al alcance de los futuros arquitectos. La bienal tiene vocación de permanencia y organizarla será uno de los principales cometidos del Instituto.

Este proyecto no es nuevo. Es un viejo anhelo que se plasmó, primero, en el Plan General de Ordenación Urbana de San Sebastián de 1998, que planteó un Museo de la Arquitectura en el Palacio de Miramar, y, posteriormente, en un frustrado pero ambicioso proyecto en Llodio como Instituto Vasco de Arquitectura. Ahora, 20 años después, y tras diversos avatares, la idea de un lugar para la divulgación de la arquitectura recobra fuerza y vida con el impulso de la Bienal y con la sede de Santa Teresa. El antiguo Convento de Santa Teresa, rehabilitado para museo, ofrece una oportunidad idónea de crear un centro con un mínimo coste de inversión, ya que es en sí mismo una infraestructura perfectamente preparada y adaptada a las necesidades del futuro Instituto. Por eso, ubicar allí el Instituto es también un ejercicio de eficiencia en la gestión de los recursos públicos.

Con esta iniciativa, San Sebastián, Gipuzkoa y toda Euskadi se dotarán de un centro dedicado a la arquitectura, el urbanismo, el paisaje y el diseño, que aspira a dialogar con sus homólogos Museo de Arquitectura de Estocolmo, Cité de l'Architecture et du Patrimoine de París, el Instituto Francés de Arquitectura, también en la capital francesa, el Centro de Arquitectura Arc en rêve de Burdeos, la Casa da Arquitectura de Oporto, el Museo del diseño de Barcelona o La Arquería de Nuevos Ministerios de Madrid, entre otros. Y, gracias a la colaboración interinstitucional, podremos hacerlo en un tiempo récord, con un coste más que razonable e invirtiendo más en el contenido que en el continente.

El Instituto se gestionará de forma abierta, pudiendo acoger a diversas entidades sin ánimo de lucro que tengan como fin investigar, difundir y promover la arquitectura, buscando sinergias con las instituciones relacionadas con la disciplina de amplia tradición en Euskadi, como son el Colegio Oficial de Arquitectos y la Escuela de Arquitectura (UPV-EHU). El Instituto abrirá sus puertas este otoño y será una realidad asentada para la segunda edición de la Bienal de Arquitectura de Euskadi MUGAK, en otoño de 2019. Si la Bienal es la cita ciudadana con la arquitectura, el Instituto será el punto de encuentro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos