Diario del ciclista 199

Hoy me hago famoso

LUCA CORSI

Qué pasada el campo del Olympique de Marsella. Impresionante de verdad, pena que esté medio vacío. Me cuenta Cristophe, el chaval que vigila la zona de calentamiento, que aquí lo que pita es el fútbol, que este campo da miedo en los partidos fuertes, contra el Lyon, el Saint-Etienne y así. Que él prefiere no trabajar en las puertas del campo los días de partido porque hay peligro, aunque su amigo Hatim se encarga de organizarlo y siempre se lo ofrece. Pagan poco y no compensa.

Se me acerca un hombre. Es el representante de una marca de gafas. Me ofrece que las use a partir de hoy. Le digo que suelo llevar las del equipo, que voy a gusto. Me imagino que va a sacar una caja y me enseñará varias, para que elija. Lo que saca es un contrato. Va en serio. Es un dinero. Dudo. Ya, dice, la cantidad es baja. Tranquilo está sin actualizar, en realidad es un 15% más. La casa es conocida y el tío, seguro. Conocido. Me explica que como voy a terminar el Tour y Christian Prudhomme tendrá que cumplir su palabra y desvelar mi nombre, a la gente le va a gustar la historia, me voy a dar a conocer y a ellos les interesa estar ahí. Es directo, solo negocios nada personal. Tranquilo, céntrate en la crono y hablamos mañana, me dice.

No tengo nada en que centrarme porque salgo, llego y punto. Sin más. Casi le gano a Bardet, ¿qué hace este tío? Al llegar al puerto viejo, veo un cartel ‘Allez 199’. En la subida a la iglesia, una pintada en el centro de la carretera: 199. Una entre mil, pero ahí está.

¿La gente se está enterando de lo mío? ¿Me ofrecen un contrato publicitario y empieza a haber algún cartel por ahí? ¿Voy a poder vivir de esto? ¿Me va a fichar un equipo World Tour?

En el avión a París no me cabe la sonrisa en la cara. Los del Bora están a mi alrededor eufóricos porque han ganado la etapa, pero a mi lado parece que vienen de un funeral. ¡Sí, sí, sí, nos vamos a París!, grito como un hooligan. Floto sobre mi asiento. Solo tengo que cruzar la línea de meta de París. En cuanto lo haga se sabrá mi nombre. Hoy me hago famoso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos