La cita, 30 años después

LUIS GURRUTXAGASECRETARIO DEL II CONGRESO MUNDIAL VASCO ENTRE 1986 Y 1988

Se han cumplido 30 años del desarrollo de las últimas sesiones en Bilbao del II Congreso Mundial Vasco, que había iniciado su andadura en San Sebastián a finales de agosto de 1987 y que había ido completando su camino a través de la celebración de treinta y cinco congresos monográficos sobre otras tantas disciplinas científicas que abarcaban desde la Inteligencia Artificial a la Psiquiatría, pasando por la Economía, en distintas acepciones, la Filosofía, la Antropología, la Medicina, la Lengua Vasca, el Derecho, la Educación, la Literatura, la Política, la Historia, la Ingeniería, la Demografía, la Química, la Geografía y la Geología, el tema del papel de la Mujer en la Sociedad y termino la lista con la Nutrición y con un tema de máxima actualidad en los años 80 como era el de las Drogodependencias. Varios fueron los motivos de polémica en torno a este evento singular.

1.-El motivo de la organización del Congreso por el Gobierno Vasco. La idea de convocar el II. EMB-CMV partió del primer Gobierno de Ardanza, que era un Ejecutivo monocolor del PNV, que se plantea que Euskadi no solo tiene que ser noticia por el tema del terrorismo de ETA, sino que la sociedad vasca tenía sus propias potencialidades para que pudiera ser noticia por aspectos mucho más positivos, ya que se trataba de una sociedad muy dinámica que estaba sabiendo salir de una crisis industrial muy grave, cuyo exponente principal era la industria de la margen izquierda de Bilbao. En consecuencia, y para dar a conocer estas facetas de la sociedad vasca, ¿qué mejor que organizar un evento que tenga una amplia difusión tanto en España como a nivel internacional y que sea el contrapunto a las informaciones de siempre sobre nuestro país?

2.-El diseño del Congreso. En este punto no hubo tanta polémica. El Congreso Mundial se estructuró finalmente en 35 congresos monográficos, cada uno de ellos dedicado a una materia científica, técnica o del pensamiento. Cada congreso tenía un comité organizador formado por personas ajenas, en principio, al Gobierno Vasco y era autónomo en la toma de decisiones sobre el contenido del mismo, sobre quiénes iban a ser los ponentes invitados o 'estrellas' del congreso, etc; este comité tenía un presidente elegido por ellos mismos. Los miembros de este comité lo eran en razón de haber respondido en su momento al llamamiento del Gobierno Vasco para plantear temas que pudieran ser objeto de alguno de los congresos monográficos. Asimismo, cada comité organizador designaba un comité científico que tenía como misión fundamental seleccionar, de entre aquellas comunicaciones que libremente se podían presentar en cada congreso, aquellas que podían merecer la pena.

Como dato significativo a resaltar, en el conjunto del II. EMB-CMV hubo 754 ponencias invitadas de las que un 55% procedían del extranjero frente a un 18% de Euskal Herria y un 27% del resto del Estado. En materia de comunicaciones libres, se presentaron un total de 1.116, de las cuales un 50% provenían de Euskal Herria, frente a un 32% del resto del Estado y un 18% del extranjero.

3.-La pluralidad del Congreso. Una de las mayores preocupaciones que yo tenía cuando me hice cargo del II. EMB-CMV fue el que los comités organizadores dieran cabida en la medida de lo posible a todo el espectro ideológico existente en nuestra sociedad, sobre todo en materia tales como Historia, Filosofía, Educación, temas políticos, etc. En este sentido, tan solo tuve que promover cambios importantes en el Congreso de Historia de Euskal Herria, donde tuve que remodelar de arriba abajo el comité organizador existente para poder contar con mucha gente importante y fundamental en la materia y que había sido ignorada; me refiero a personas tales como Juan Pablo Fusi, Gregorio Monreal, Manuel Tuñón de Lara, Miguel Artola, Fernando García Cortázar, Eugene Goienetxe, Juan Santos, etc.

4.-La difusión del II EMB-CMV a través de los medios de comunicación. Aquí sí que hubo polémica, aunque creo que todos estábamos de acuerdo en una cosa: el II. EMB-CMV había tenido un impacto muy importante en los medios vascos de prensa, radio y televisión, pero había sido prácticamente ignorado en los de Madrid. Daba la impresión de que, para estos, el País Vasco solo podía ser noticia por el monotema de ETA; incluso llegaron a hacer entrevistas a algunos de los ilustres ponentes extranjeros invitados, aprovechando su presencia en Euskadi, pero sin citar para nada que su presencia aquí era debida al II. EMB-CMV. Yo fui entrevistado por importantes cadenas de lelevisión de Estados Unidos, de Alemania, de Francia, del Reino Unido... pero nunca por TVE.

El colofón al Congreso consistió en la publicación a lo largo de 1988 de todas las ponencias y comunicaciones presentadas en el mismo. El Gobierno Vasco hizo una publicación institucional restringida, pero la mejor publicación fue la que cada comité organizador (contando con la colaboración y con la financiación necesaria por parte de la Secretaría del Congreso) realizó, escogiendo en cada caso la editorial o la revista científica que ellos estimaban más oportuna para una mejor difusión en el campo de su actividad. Dos de estas publicaciones se hicieron íntegramente en inglés.

Quiero terminar con un recuerdo para Koldo Mitxelena, padre del euskera batua, que falleció el 11 de octubre de 1987, apenas un mes después de presentar su ponencia en Donostia al Congreso dedicado a la Lengua Vasca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos