Diario del ciclista 199

Café Le Palais

LUCA CORSI

Reunión de estrategia previa a la etapa. A falta de autobús de equipo, Café Le Palais. Mesa del fondo. Mapa de carreteras Michelin abierto, tres cafés solos para sujetarlo. Yo con poco azúcar. El plan está claro. Mi director me explica pormenorizadamente que hay que aguantar en el primer puerto, sufrir en el sube y baja hasta el segundo col, y ya está. A partir de ahí, cien kilómetros de bajada y llano para guardar fuerzas hasta mañana. Que me pegue a algún veterano, que saben latín y van a emplear la misma táctica. A él se lo vas a decir, que lleva en esto toda la vida. Que coja comida porque va a ser difícil pasar con el coche al principio. Que en la segunda parte de la etapa todo irá tranquilo y ya hablaremos.

A nuestra izquierda, en la mesa junto a la ventanilla de apuestas de carreras de caballos, un señor me mira. Está leyendo Le Progrès, el periódico de por aquí. Pone cara de ‘chaval, ya puedes espabilar que el día no va a ser exactamente así’.

Salgo de la cafetería decidido a hacer caso a los consejos... del hombre. Por supuesto. Con una mirada nos ha calado a la primera, así que me fío de él. Estoy por pedirle el nombre de un caballo a ver si ganamos unos eurillos en este Tour, pero me corto. Mi director bastante tiene con volver a doblar el mapa y metérselo en el bolsillo. Que pague él los cafés. Una etapa tranquila, dice.

Me pongo delante en la salida, a ver si pillo la escapada. Como sabía el señor, la etapa es un infierno. A tope, otra vez. No se hace la escapada y la carrera es un sprint hasta coronar el primer puerto. En parte, la estrategia de equipo se cumple en los siguientes kilómetros. A sufrir, me suena que eran las instrucciones. Las cumplo a rajatabla. Se me sale el corazón por la boca.

Coronamos el segundo puerto y ya es todo bajada. A guardar fuerzas, creo recordar que fueron las palabras exactas. Un sprint de cien kilómetros. Me imagino al hombre viendo la etapa por la tele. Y ganando cien euros con ‘Smart Whip’ en el hipódromo de Vichy. Y yo aquí. Muerto.

Fotos

Vídeos