Trapujale fue juzgado un año más en la Herriko Plaza

El juicio de Trapujale volvió a reunir a un buen número de vecinos que se convirtieron en protagonistas de la fiesta. / ARIZMENDI
El juicio de Trapujale volvió a reunir a un buen número de vecinos que se convirtieron en protagonistas de la fiesta. / ARIZMENDI

L. RODRÍGUEZ LEZO.

Ayer, martes negro de carnaval según la leyenda lezoarra, fue juzgado y condenado un año más Trapujale, personaje mitológico que cada año, en estas fechas baja del monte al pueblo y es acusado injustamente por los zirikus, secuaces de una bruja malvada, de robar ovejas. En esta ocasión y debido a la lluvia, a Trapujale no se le concedió el derecho al último paseo por Lezo, y toda la ceremonia fue oficiada en la plaza, el juicio, la exhibición y la quema de la cabeza del reo, acompañada de música fúnebre acorde a la ocasión.

A pesar de la débil lluvia que acompañó al acto, los niños, y el público en general, se divirtieron y participaron de esta tradición con gritos de apoyo al condenado, cuyo espíritu, tras la quema de su cabeza, se hizo presente anunciando su participación en los próximos carnavales 2019.

Así los lezoarras deberán esperar un año más para disfrutar de esta tradición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos