Premio a una labor en pro de la dignidad

Dantzaris de Ereintza y coralistas de Zaria Koru Eskola durante las actuaciones que ofrecieron en el salón de plenos.
Dantzaris de Ereintza y coralistas de Zaria Koru Eskola durante las actuaciones que ofrecieron en el salón de plenos. / ARIZMENDI

El proyecto Oinez recibió ayer la distinción honorífica de Magdalenas por su apoyo a la inclusión. Llevan más de diez años trabajando y han atendido a más de cien personas

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

La Sala Capitular de la casa consistorial totalmente abarrotada fue ayer el escenario en la víspera del comienzo de las fiestas de Errenteria, de la entrega de la distinción honorífica, una reproducción a pequeña escala de la escultura de Xenpelar de la Plaza de los Fueros, que todos los años en estas fechas festivas se entrega a una entidad o personalidad que haya destacada por su labor en favor de Errenteria o de sus habitantes.

En esta ocasión y por unanimidad de todos los corporativos se eligió el proyecto Oinez, que desde hace más de 10 años trabaja con personas en riesgo de caer en la exclusión social, muchos de ellos provenientes de otros países y que residen en Errenteria.

Dos de sus cabezas visibles Joxin Arregi y Amaia Urdanpilleta fueron quienes recibieron dicha distinción y un ramo de flores de manos del alcalde de Errenteria, Julen Mendoza, quien acompañado por los portavoces de todos los grupos políticos señaló el orgullo que para Errenteria y los errenteriarras supone que exista Oinez que «trabaja en favor de la dignidad de todas las personas y en visualizar el respeto que todo ser humano merece».

Mendoza dijo que al contrario de lo que ha sucedido en otras ocasiones en los que los homenajeados ya tenían una repercusión social que trapasaba las fronteras de la villa, en este caso se ha optado por un proyecto que incluso es un gran desconocido dentro de Errenteria y al que se quiere dar el realce que merece.

Muchas lenguas

A la entrega de la distinción asistieron varias de las personas que se han visto beneficiadas por el mismo, quienes hablaron en distintas lenguas: en idiomas africanos, árabe, rumano y sus hijos en euskara.

Todos ellos coincidieron en agradecer la labor realizada por Joxin Arregi y Amaia Urdanpilleta, a los que consideraron los padres y madres que muchos no han tenido y en suma la familia que les recibió al llegar a Errenteria y cuya acogida les devolvió la ilusión en momentos muy difíciles.

Amaia Urdanpilleta y Joxin Arregi, señalaron que su trabajo siempre ha ido encaminado a buscar la dignidad de todas las personas y en especial de las que están sufriendo o pasándolo mal y dijeron que en Errenteria hay mucha gente que apoya a estas personas y las recibe con fraternidad.

El acto se vio amenizada con música de trikitilaris de Doike, dantzaris de Ereintza y coralistas de Zaria Koru Eskola.

En el evento también se entregó el premio al ganador del concurso de carteles de este año Juan Diego Ingelmo, que recogió Ana Martínez.

Más

Fotos

Vídeos