Ulia y Jaizkibel ofrecen diversas escapadas por la naturaleza

Jaizkibel. Un ciclista disfrutando de un paseo por las laderas del monte que comparten Pasaia, Lezo y Hondarribia. / VIÑAS
Jaizkibel. Un ciclista disfrutando de un paseo por las laderas del monte que comparten Pasaia, Lezo y Hondarribia. / VIÑAS

La Agencia de Desarrollo Oarsoaldea propone un total de seis rincones para huir del asfalto en verano, pero sin abandonar la comarca

ELENA VIÑAS PASAIA.

Pasaia y los municipios vecinos de Errenteria, Lezo y Oiartzun pueden presumir de contar con espacios en los que disfrutar de la naturaleza, sobre todo en la época estival, cuando los planes se multiplican con el buen tiempo. El monte Ulia, el de Jaizkibel, San Marcos y el Parque Natural de Aiako Harria con la Vía Verde de Arditurri son los principales espacios.

Todos ellos disponen de fácil acceso y con rutas y excursiones aptas, además, para los más avezados y expertos montañeros o los amantes de la naturaleza. Así lo manifiesta la Agencia de Desarrollo Comarcal Oarsoaldea, que propone un total de seis lugares donde poder realizar una escapada y sumergirse de lleno en la naturaleza.

Ése es el caso de la denominada ruta Talaia, que recorre el monte Jaizkibel, en una hermosa etapa al borde del océano, rica en variedad de paisajes, con calas, playas, caminos y grandes acantilados. A lo largo del recorrido trazado, la arenisca moldeada por la erosión ofrece infinidad de formas y colores que son un regalo para los sentidos. Nadie podrá resistirse a su encanto ni regresar a casa sin haber tomado más de una fotografía de este tesoro.

Al otro lado de la bahía de Pasaia, el monte Ulia también se perfila como un pequeño oasis en el que refugiarse a la hora de huir del asfalto y la rutina.

A lo largo de este monte transcurre una ruta de unos 8 kilómetros de longitud, que une los términos municipales de Pasaia y San Sebastián, donde se pueden observar las enormes paredes verticales que dominan el paisaje pasaitarra, desde el Faro de la Plata hasta el bucólico y arbolado mirador sobre el mar.

Otros rincones

Pero la oferta no se limita a Jaizkibel y Ulia. Los demás municipios de Oarsoaldea también cuentan con rincones que se hallan en la naturaleza y que invitan a descubrirlos, como el fuerte de San Marcos, situado en pleno entorno natural, en el Parque Lau Haizeta y con unas vistas espléndidas.

El Parque Natural de Aiako Harria, con casi 7.000 hectáreas, que abarca las tierras altas de Errenteria y Oiartzun, es otro destacado ejemplo, dado que ofrece infinitas posibilidades, como realizar diferentes recorridos, subir alguna cima o caminar por sus frondosos bosques.

A los anteriores se suman la Vía Verde de Arditurri, una excelente puerta que se sumerge de lleno con la naturaleza e historia del entorno, y el recorrido megalítico por el patrimonio etnográfico y prehistórico muy abundante en esta zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos