Un total de cinco dimisiones en dos años y medio

Es el balance de lo que va de legislatura en Pasaia. Los cambios en el seno de la corporación municipal se han sucedido sin apenas tregua desde que ésta se configuró en junio de 2015. La primera baja se producía apenas un mes después, cuando el jeltzale Erik Ríos Salazar presentó por sorpresa su dimisión, alegando, entre otros motivos, su desacuerdo con la subida de un 35% en los sueldos del equipo de Gobierno municipal, aprobada con los votos de su partido y del PSE-EE. Tras la mediática marcha de Ríos Salazar, Juan Carlos Martín, quien ya había sido concejal la anterior legislatura, pasó a incorporarse al grupo del PNV.

En octubre de ese mismo año, también dejó su cargo de concejal, aunque por «problemas personales», Enrique Sánchez, quien formaba parte como independiente del grupo municipal socialista y había sido nombrado teniente alcalde del distrito de Trintxerpe. En sustitución de Sánchez, se eligió a Manuela Nicolás, quien pasó a ostentar, entre otros cargos, el de teniente de alcalde de Antxo. En julio de 2016, a punto de dar comienzo las fiestas patronales de este mismo distrito, Nicolás abandonaba la disciplina del grupo municipal socialista y, por lo tanto, el PSE-EE, «por discrepancias sustanciales en la gestión de las políticas municipales y con la dirección del grupo municipal socialista». Decidía continuar en el Ayuntamiento como concejal no adscrita a ningún grupo. Así permaneció hasta octubre del pasado año 2017, cuando renunció a continuar en el Consistorio «por motivos personales», ya que habría comenzado a desarrollar una labor activa vinculada a otra formación política, como argumentó. El partido socialista recuperó de este modo su quinto concejal perdido, nombrando antes de final de año a Sara Hidalgo.

Antes de que se produjera este relevo en las filas del PSE-EE, tuvo lugar otra renuncia en las de Puede Pasaia(k) Ahal Du. Lide Castellano se despedía en febrero de 2017 alegando «motivos personales». Fue sustituida por Florencio Moro de Arriba. Este grupo municipal volvía a protagonizar un nuevo cambio el pasado verano con el nombramiento de Julen Rodríguez como portavoz en sustitución de Nerea González, la que fuera candidata a alcaldesa. En esta ocasión, sin embargo, no se produjo dimisión alguna.

EH Bildu, el único grupo municipal que se había mantenido intacto en los últimos dos años y medio, comienza 2018 con cambios. Oihane Oronoz dirá adiós en el Pleno que se lleve a cabo a finales de mes. En el siguiente, será investida Amaia Irulegi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos