Las tasas subirán un 1% en 2018

El Gobierno municipal sacó adelante su propuesta para el próximo año

ELENA VIÑAS PASAIA.

La corporación municipal aprobó ayer en Pleno una subida de tasas del 1%. Los votos a favor del equipo de Gobierno, a los que se sumó el de la concejal no adscrita Manuela Nicolás, dieron luz verde de forma inicial a la propuesta, que recibió los votos en contra del resto de la oposición.

La portavoz del PSE-EE, Lore Suárez, señaló durante su turno de intervención que la subida no será «generalizada», como denunció minutos antes su homónimo de Puede Pasaia(k) Ahal Du, Julen Rodríguez, sino que afectará a una serie de tasas, como las referidas a agua, saneamiento, basuras, servicios funerarios, explotación de bienes municipales, licencias y permisos de taxi y tasas urbanísticas. «No a todas las tasas», insistió.

Matizó, igualmente, que el IBI sufrirá un incremento del 2%, «pero viene derivado de la modificación que ha hecho la Diputación Foral de Gipuzkoa en el cálculo del catastro», indicó.

La socialista admitió que hay tres tasas nuevas relacionadas con la ocupación de la Guardia Municipal, con el departamento de Juventud y con la instalación de un pivote en San Pedro. «El resto de modificaciones responden a una serie de propuestas técnicas, pero no a un criterio político», explicó Suárez.

La portavoz del PSE recordó que la presión fiscal de los pasaitarras está por debajo de la media de Gipuzkoa y ofreció algunos datos a modo de comparativa con otros municipios cercanos. «En este momento, la tasa de basuras en Errenteria es de 119 euros, mientras en Pasaia es de 97,74. En Hernani es de 103,9. La subida de la tasa de basuras queda para los pasaitarras por debajo de un euro respecto de lo que han venido pagando. En Errenteria pagarán 2,38 euros más», argumentó.

El portavoz del grupo municipal Puede Pasaia(k) Ahal Du manifestó su oposición a esta subida de tasas porque, según señaló, «no la vemos necesaria». «La solución no es cargar en los ciudadanos la necesidad de más fuentes de ingresos. Si las arcas municipales realmente, desde un punto estrictamente financiero, no pueden permitirse dejar de ingresar los 30.000 euros que se van a recaudar de más con esta subida, me pregunto por qué fueron tan generosos de crear una ordenanza 'ad hoc' para dejar de ingresar alrededor de 50.000 euros del Gobierno Vasco por el ICIO de las obras de Karmengo Ama», declaró.

Julen Rodríguez sugirió gastar menos en partidas «superfluas», poniendo como ejemplo ahorrar bajando la partida de atención protocolaria y de representación de alcaldía, «que a principio de la legislatura era de 12.000 y ahora es de 24.000 euros». Otra opción que propuso es la de eliminar gastos «incomprensibles» como la compra de un radar de más de 20.000 euros para tenerlo cogiendo polvo en un armario.

Los ediles de EH Bildu también se mostraron muy críticos con la propuesta de incremento de tasas planteada desde el equipo de Gobierno municipal. Además de lamentar el modo en que se les había hecho llegar la propuesta «con tan poco tiempo» y los informes económicos de diferentes departamentos municipales, faltando algunos datos, como las actualizaciones de salarios.

«Que algunos departamentos son deficitarios no es nuevo, pero no se nos explica, ni a nosotros ni a la ciudadanía, las causas reales. Por ejemplo, el incremento por la recogida de residuos por el alto índice de la fracción rechazo provocado por el cambio de sistema de recogida», señalaron Miguel Mari Torrea y Mikel García Peñil. Ambos denunciaron que no se les ofrecen datos como el referido «a cuánta es la aportación que el Ayuntamiento realiza al consorcio de residuos de Gipuzkoa por el compromiso del municipio en la construcción de la incineradora de Zubieta». Por su parte, Oihane Oronoz afirmó que, en materia de residuos, se está «castigando» al que recicla.

Otro tema con el que mostraron su oposición fue el planteamiento realizado por la teniente alcalde de San Pedro, que colocó un pivote en el casco antiguo de dicho distrito. «Puso una tasa y quiso cobrarla antes incluso de aprobarla y sin consultar con la propia vecindad afectada», criticaron.

Relevo en la corporación

El resto de puntos que conformaban el orden del día del Pleno de carácter extraordinario celebrado a primeras horas de la mañana de ayer en el Palacio Arizabalo también salieron adelante. Con unanimidad se aprobó el referido a las tarifas de taxi para 2018.

Se ratificaron, igualmente, los dos puntos siguientes relativos tanto a la dación de cuenta de modificaciones de créditos como a la dación de cuenta de informes sobre el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera y regla de gasto.

El último punto abordado en Pleno por la corporación municipal fue el de la renuncia de la concejal no adscrita, Manuela Nicolás, quien tomó la palabra para calificar de «interesante» la experiencia. «Hace falta mucho tiempo aún para que las cosas mejoren en Pasaia y espero que cada vez venga mejor para los ciudadanos el tema del empleo, el gasto social...». La alcaldesa deseó «lo mejor» a Nicolás en su nueva andadura.

La plaza vacante permite al PSE nombrar a un nuevo miembro. Será la pasaitarra Sara Hidalgo.

Más

Fotos

Vídeos