Sanpedrotarra se hizo con la bandera en el test de Colindres

Txapeldunak. Los remeros de la Libia posando orgullosos con la bandera recién adjudicada en el VIII Descenso de Limpias-Colindres. /
Txapeldunak. Los remeros de la Libia posando orgullosos con la bandera recién adjudicada en el VIII Descenso de Limpias-Colindres.

Kaiarriba e Hibaika arrebataron este pasado domingo la victoria a los bateles de San Juan en aguas de la bahía de Pasaia

ELENA VIÑAS PASAIA.

La pretemporada sonríe al club de remo Sanpedrotarra. Los remeros morados se han hecho este pasado fin de semana con su primera bandera en el VIII Descenso de Limpias-Colindres. En esta regata, que permite unir las dos citadas localidades cántabras, entraron en liza cerca de una veintena de embarcaciones.

Fue la Libia la que se adjudicó, finalmente, la victoria, con un registro de 19'09”56, aventajando en diez segundos a Astillero y en nada menos que veintitrés a la tripulación de Kaiku Producha. Los de Mikel Arostegi no podían estar más satisfechos con este triunfo que les hace mirar a la temporada que se avecina con optimismo renovado.

Los deportistas de San Pedro ya tienen en mente su próximo compromiso. Se trata del descenso de Castro Urdiales, previsto para este mismo domingo. Competirán en él tanto la Libia como la Kalparra.

Además, el día 24 se disputará el test en aguas de Pasaia, organizado por el club morado que preside Antxon Corman.

San Juan, sin suerte

La séptima jornada de la liga de bateles de Gipuzkoa, celebrada este domingo en aguas de la bahía de Pasaia, no sonrío especialmente a los remeros de Pasai Donibane Koxtape Arraun Elkartea. Kaiarriba se impuso a los de la Erreka con cerca de siete segundos de ventaja y, aunque éstos siguen liderando la clasificación general, acortan peligrosamente su distancia tanto los de Zarautz como los donostiarras, a uno y dos puntos, respectivamente.

En último y penúltimo lugar quedaron los botes de San Juan B y San Juan C, que remaron fuera de competición.

Los dos bateles con los que volvieron a competir el domingo las Batelerak no fueron tan rápidos en esta ocasión como el de Hibaika de Errenteria, que le sacó casi cuatro segundos al primero de ellos. Ambos continúan, sin embargo, en lo más alto de la clasificación general liguera igualados a 55 puntos, siguiendo la tónica de la pasada temporada. Por detrás se sitúan Hibaika y Ur kirolak, con 48 puntos cada uno.

En esta misma regata se apuntaron un nuevo triunfo las remeras juveniles y los chicos que militan en la categoría cadete de San Juan, invictos desde que arrancó la competición el pasado 14 de enero.

Aún resta un total de cuatro jornadas por llevarse a cabo dentro de la liga de bateles de Gipuzkoa, por lo que nada está todavía decidido de cara al título final.

La próxima regata tendrá lugar este domingo, a partir de las 10.30 horas, en el barrio donostiarra de Martutene, de la mano de Arraun Lagunak.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos