Pasaia aspira a convertirse en una Ciudad Amiga de la Infancia

Infancia. Un acto por los derechos de los niños celebrado en el Karmengo Ama de Trintxerpe. /  VIÑAS
Infancia. Un acto por los derechos de los niños celebrado en el Karmengo Ama de Trintxerpe. / VIÑAS

El Ayuntamiento ha realizado los trámites para la obtención del sello ideado por Unicef, pero hasta octubre no se conocerá la resolución

ELENA VIÑAS PASAIA.

El Ayuntamiento de Pasaia se ha presentado a la convocatoria para la obtención del sello Ciudad Amiga de la Infancia, una iniciativa internacional liderada por Unicef desde el año 2001, que pretende «mejorar el bienestar de la infancia impulsando políticas municipales que garanticen el desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes, con un enfoque de derechos». Por medio de dicho título, Unicef reconoce y pone en valor el trabajo en favor de los menores realizado en los diferentes municipios.

Según han informado desde el Consistorio pasaitarra, la convocatoria para la obtención del sello Ciudad Amiga de la Infancia se realiza cada dos años, y su vigencia asciende a cuatro años. Durante los próximos meses, Unicef procederá a estudiar las solicitudes presentadas, y dará a conocer su resolución en octubre.

En el camino para la obtención de dicho sello, un total de tres informes definen el trabajo que realiza el Ayuntamiento de esta localidad para garantizar los derechos de la infancia y la adolescencia y el compromiso asumido en ese sentido. Por un lado, se halla el informe de situación de la infancia y la juventud de Pasaia, cuyo diagnóstico se ha elaborado de forma «tanto cuantitativa como cualitativa». Por otro lado, se encontraría la memoria de actividades, que se centra en las desarrolladas a lo largo de 2017, aunque dentro de una apuesta que se viene realizando desde hace ya una década.

La candidatura se basa en tres informes, incluyendo el llamado Plan Eskubidean

El tercer informe que completa la documentación presentada a Unicef es el referido al primer plan de municipal de infancia y adolescencia, que desvela los entresijos del denominado plan Eskubidean. Con él, se pretende sentar las bases de una política y unas actuaciones concretas en esta materia, de una manera efectiva, y bajo la premisa de considerar al niño y la niña como sujetos de pleno derecho en el marco de lo establecido en la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN).

Políticas públicas «eficaces»

Unicef define una Ciudad Amiga de la Infancia como «cualquier ciudad, pueblo, comunidad o sistema de gobierno local comprometido con el cumplimiento de los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes de acuerdo a la Convención sobre los Derechos del Niño». Tiene como pilares fundamentales el diseño de políticas públicas eficaces que se basen en la Convención sobre los Derechos del Niño, la promoción de la participación infantil y adolescente y el impulso de alianzas entre los actores relacionados con la infancia a nivel municipal.

De esta forma se contribuye al objetivo del programa: que se diseñen e implementen políticas públicas eficaces para mejorar el bienestar de los menores, defendiendo sus derechos, fomentando su participación y haciendo de las ciudades entornos más habitables, especialmente para los más jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos