La lluvia no pudo con San Fermín Txiki

Entre fogones. El concurso de albóndigas permitió a los participantes derrochar imaginación para lograr la mejor cazuela. / VIÑAS

Los antxotarras volvieron a lucir el pañuelo rojo para poner punto y final a sus fiestasLas competiciones de distinto tipo centraron la jornada que tuvo como escenario central la carpa de Gure Zumardia

ELENA VIÑAS PASAIA.

La climatología les ha jugado este fin de semana una mala pasada a los vecinos de Pasai Antxo. El distrito celebraba las San Fermín Txiki Jaiak, tras un paréntesis de dos años. Sin embargo, la lluvia, que apenas daba tregua en las últimas 48 horas, ha trastocaba la programación de actos.

Los antxotarras se negaban ayer a que la meteorología pusiera freno a sus ganas de divertirse y al cobijo de la carpa habilitada en el centro de la Alameda Gure Zumardia, le hacían frente participando en el concurso gastronómico. Los organizadores sorprendían este año eligiendo como plato estrella uno muy poco habitual. Ni marmitako ni tortilla de patata. Las albóndigas se convertían en protagonistas de la jornada. Vecinos de todas las edades hacían suyo el reto de preparar las mejores entre fogones.

Mientras las cazuelas se ponían al fuego, Gure Zumardia también se convertía en escenario de una competición de tiro con carabina. Los ganadores de las distintas categorías fueron Erika Botello (0 a 8 años), Helder Duhart (9 a 16 años), Antonio Fernández (senior masculino) y Jone Zendoia (damas).

El cohetero oficial, Juanjo Bujanda, animó a los antxotarras a acudir a los actos encendiendo la mecha de varios cohetes. La pólvora ganó la batalla a la lluvia, lo mismo que las ganas de disfrutar de la versión 'txiki' de las fiestas.

Fotos

Vídeos