La Konstantzia es más que una banda

Los miembros de la banda, sus antecesores, autoridades y representantes de otras entidades recibieron un reconocimiento tras la comida. / FOTOGRAFÍAS: ELENA VIÑAS

Un acto de homenaje reconoció la labor de sus actuales y antiguos componentes

ELENA VIÑAS PASAIA.

La celebración de los actos centrales del bicentenario de la Banda de música Konstantzia vistió de fiesta esta pasado fin de semana todo Donibane. Los componentes de esta agrupación sanjuandarra quisieron compartir con los vecinos del mencionado distrito pasaitarra la emoción y la alegría por su aniversario y, sin duda, lo consiguieron.

Así quedó de manifiesto en varios de los festejos que se llevaron a cabo en el corazón del casco antiguo de San Juan. Ése fue el caso del concierto especial ofrecido, bajo la dirección de José Ramón Vega Otero, el domingo a mediodía en una plaza Santiago llena de gente. La banda eligió un repertorio de corte local, confeccionado a base de una docena de composiciones creadas en esta población y que forman parte ya de su historia más arraigada.

Desde la titulada 'Etorri arte' (zortziko), de Damián Puy; al pasodoble 'Mari Tere' y el bolero 'Pasajes', de Tomás Ángel Dadie; pasando por las obras de Pedro Etxeberria Ansa 'Tamborrada nº 1', 'Tamborrada nº 3', 'Himno del Donibane', Konstantzia Bandakin' (biribilketa), 'San Juanes marjal' (zortziko), 'Sanjuandarra aurten' (biribilketa) y 'Rema, rema' (vals). El recital concluyó con 'Goizean, goiz' (biribilketa), de José Ramón Vega; y 'Atozte bada', de Robustiano Olaciregui, cantada por muchos de quienes asistieron como espectadores a esta cita, que resultó todo un éxito.

El público aplaudió con ganas la actuación, que se prolongó por espacio de una hora y que contó con el periodista de Euskal Telebista Luisma Laboa como presentador. Similar duración tuvo la regata de trainerillas en la que entraron en liza varios botes rosas. La victoria fue para el formado por algunos remeros de la Erreka a los que se unió Beñat Eizagirre, ahora un Urdaibai.

Los remeros se llevaron la bandera de la Banda de música Konstantzia, entregada por su presidenta, Karmele Urtxulutegi, y el músico Josetxo Egaña. De este modo, la formación musical más antigua de todo el País Vasco rendía homenaje a una de las más jóvenes de su San Juan natal, el club de remo Pasai Donibane Koxtape, «que realiza una gran labor educacional y deportiva con los jóvenes de ambos sexos, además de generar ilusión en la población tanto adulta como juvenil con sus actividades en el campo del remo».

Momentos emotivos

Los componentes de Konstantzia compartieron mesa en una comida popular celebrada en el hangar del club de remo con antiguos músicos, familiares, representantes de diversas asociaciones de San Juan, autoridades y vecinos de este lado de la bahía de Pasaia. Todos ellos disfrutaron de una animada sobremesa, en la que se vivieron momentos muy emotivos.

La banda quiso rendir homenaje a cuantos han pasado por sus filas a lo largo de sus 200 años de historia. Para ello, entregó un ejemplar del libro recién editado con su historia y una medalla conmemorativa a quienes en la actualidad forman parte de esta agrupación, así como a los que lo hicieron en el pasado.

Luisma Laboa condujo este acto de reconocimiento, que estuvo presidido por la alcaldesa, Izaskun Gómez, y la teniente alcalde de Donibane, Miriam Cano. También se hizo entrega de la medalla y el libro del bicentenario a representantes de distintas entidades del pueblo. Hubo un recuerdo especial para el cineasta vasco fallecido la pasada primavera, Juanba Berasategi, y el miembro de la banda que moría hace escasas semanas, Joakin Mancisidor.

Para finalizar, Karmele Urtxulutegi distinguió con una txapela especial a José Ramón Vega por su importante contribución a la banda a través de diferentes tareas, como la de director de la misma y encargado de realizar arreglos a las obras que interpretan en su repertorio.

Que La Konstantzia es más que una banda de música quedó patente una y otra vez en este y otros actos que se vienen celebrando desde el pasado 20 de septiembre con motivo de su 200 aniversario. También en su día a día, cuando los músicos ofrecen actuaciones o acompañan a las Batelerak en sus triunfos deportivos. Otro tanto puede decirse de su contribución a la vida cultural de Pasaia tanto ahora como en fechas anteriores.

No es de extrañar que a tenor de ese legado fueran muchos los que el pasado domingo deseaban que la banda continúe escribiendo nuevos capítulos a su larga historia. «Por otros 200 años», deseaban. Y los músicos respondían a esas palabras con una sonrisa cómplice, que encontraba reflejo en quienes han formado parte de la comisión organizadora del bicentenario, como Txema Ruiz, Tomás Goldaraz, Ramón Puy, Imanol Puy, Juanjo Aguirreurreta, Josetxo Egaña y Ángel Trecet, entre otros.

Fotos

Vídeos