San Juan vive la procesión del Santo Entierro

Los costaleros se ven obligados a agacharse al paso de los túneles. A la derecha, los angelitos listos para salir. Abajo, La Oración del Huerto desfilando. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS
Los costaleros se ven obligados a agacharse al paso de los túneles. A la derecha, los angelitos listos para salir. Abajo, La Oración del Huerto desfilando. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS

El casco antiguo es escenario de una tradición que se remonta al siglo XVII. Será la primera vez que los pasos desfilan tras haber conseguido la declaración de acto de interés turístico por parte del Gobierno Vasco en el mes de mayo de 2017

ELENA VIÑAS PASAIA.

El casco histórico de Pasai Donibane acoge esta misma tarde, como ya es tradición cada Viernes Santo, uno de los actos religiosos más tradicionales de cuantos se desarrollan a lo largo de la Semana Santa en toda la comarca de Oarsoaldea. Se trata de la procesión del Santo Entierro, que tendrá lugar a partir de las 20.30 horas, una vez finalice la celebración de la liturgia de la Pasión y Muerte del Señor en la iglesia.

Si la climatología no lo impide, el desfile partirá de este templo parroquial para continuar por la calle Donibane, que discurre paralela a la lámina de agua, hasta la plaza de Santiago. Pasados unos minutos, los diferentes pasos volverán a ser portados por los costaleros en su posterior regreso nuevamente a la iglesia de San Juan Bautista, donde la mayoría de ellos permanecerá hasta el próximo año.

Serán varios centenares de personas de todos los distritos de Pasaia y sus localidades más cercanas los que acudirán a presenciar esta procesión, que fue presentada oficialmente hace apenas unos días por la Diputación Foral de Gipuzkoa, junto a las que se organizan en Azkoitia, Hondarribia y Segura. El acto, que tuvo como escenario la oficina de Turismo Explore San Sebastián Region, contó con la participación de la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pasaia y teniente de alcalde de San Juan, Miriam Cano.

Aspectos «vitales»

En su intervención ante los medios de comunicación, la edil señaló que tres aspectos son «vitales» en esta celebración religiosa: los siete pasos, la música y el escenario. Según explicó la jeltzale, «los llamados pasos-esculturas de imaginería de Pasai Donibane se encuentran entre los mejores que existen en la actualidad en Gipuzkoa. El primero es el Cristo de Bonanza, talla de principios del siglo XVII que, según se dice, fue hallada en la mar por los pescadores».

Miriam Cano recordó, asimismo, que otros dos pasos son el Jesús Atado a la Columna y La Cruz a Cuestas, ambos tallas barrocas. «El resto son La Oración del Huerto, La Dolorosa, San Juan Evangelista, el Cristo de Bristol y Santa Faz del Sudario de la Verónica», declaró la responsable del departamento municipal de Cultura.

Tal y como manifestó, la procesión muestra su mayor «espectacularidad» en los túneles de la sinuosa y estrecha calle Donibane, que obliga a los pasos a agacharse y al ángel de La Oración del Huerto a quitarse las alas para poder atravesarlos.

A lo largo del desfile, multitud de lamparillas de aceite y cirios colocados en los balcones y ventanas de las casas solariegas iluminan el itinerario trazado por la vieja vía empedrada. «Desde el año 2009 por iniciativa propia del párroco Pedro Zapirain, la Dolorosa es portada por mujeres en todo el recorrido», indicó, no sin antes añadir que también hay representaciones vivientes interpretadas por los vecinos, como La Verónica y la del San Miguel Arcángel.

La música que interpreta la Banda Konstantzia, que, con sus más de 200 años de vida, puede presumir de ser la más antigua del País Vasco, le confiere un cariz especial, y más teniendo en cuenta que en su repertorio de incluyen piezas creadas expresamente para esta celebración, como las firmadas por Pedro Etxeberria, 'Pedrotxo'.

«Todos los indicios apuntan a que la procesión de San Juan tuviera sus inicios en el siglo XVII», aseguró Miriam Cano durante la rueda de prensa, en la que invitó a todos los vecinos de Gipuzkoa a conocer este acto religioso.

La primera de Euskadi

La del Santo Entierro de Pasai Donibane se convirtió en mayo del pasado año en la primera procesión de Euskadi que es declarada acto de interés turístico. La Dirección de Turismo y Hostelería del Gobierno Vasco decidía otorgarle tal denominación, que hasta ahora únicamente recibían otras procesiones del resto del Estado.

Fueron los responsables municipales del Ayuntamiento de Pasaia los que solicitaron meses antes al Ejecutivo vasco que contemplara la posibilidad de realizar tal declaración, tras elaborar un exhaustivo informe en el que se ponía de manifiesto el valor cultural y turístico de una procesión con varios siglos de historia, así como otras de sus características.

La salida prevista para esta misma tarde será, por tanto, la primera que se lleva a cabo una vez conseguida la citada declaración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos