¿La red de aguas pluviales?

Lugar del puerto de Pasaia en el que ha sido detectado el vertido. / Sos Deiak

Investigan un posible vertido en el puerto de Pasaia

ELENA VIÑASPasaia

Personal técnico de la Agencia Vasca del Agua, URA, investiga la aparición de una mancha blanquecina en las aguas interiores del puerto de Pasaia, en la zona más próxima al núcleo urbano de Trintxerpe. A la espera de disponer del resultado del análisis de la muestra tomada, la principal hipótesis que se baraja es que ésta pueda ser el resultado de un vertido procedente de la red de aguas pluviales de Pasaia. Se descarta que provenga de los tanques de combustible de ningún barco.

Fue a media mañana de ayer cuando agentes de la policía portuaria descubrieron una mancha blanquecina que ocupaba una superficie de diez por quince metros y que se extendía por los pantalanes del muelle del Hospitalillo, un punto muy frecuentado por los deportistas del club de remo Illunbe y del de Pasaia Kayak, y donde permanecen amarradas a lo largo de todo el año varias decenas de embarcaciones de recreo.

Según informaron a este periódico fuentes del departamento de medio ambiente de la Autoridad Portuaria de Pasaia, los agentes que realizaron el informe preliminar habrían hecho constar la posibilidad de que el vertido proviniera, al parecer, de la obra de rehabilitación de la fachada de un edificio de viviendas de Trintxerpe que se erige en las cercanías. «Pero es algo que no está confirmado», subrayaron.

La hipótesis que se baraja es que podría proceder de la red de aguas pluviales

Como resultado de la inspección ocular llevada a cabo por la policía portuaria, en su informe habrían indicado, igualmente, que el vertido no provenía de la regata que desemboca en el muelle, puesto que no encontraron restos del supuesto vertido en ella.

Aguas pluviales

«No se trataría de una mancha de gasoil, que pueden darse ante la presencia de algún barco pesquero, porque éstas suelen presentar un aspecto iridiscente», manifestaron las mismas fuentes.

Tampoco su origen se hallaría en las actividades de carga y descarga de mercancías de los buques amarrados en la dársena, dado que ninguno había operado en las inmediaciones en las horas previas a la aparición de las aguas de tono blanquecino. En este caso, hubiera sido Capitanía Marítima la encargada de intervenir, en lugar de la Agencia Vasca del Agua.

La mancha, según fuentes consultadas, podría proceder de la red de aguas pluviales de Pasaia. Minutos después de las dos de la tarde ya no quedaba rastro de la misma. Serán los técnicos de URA quienes determinen con certeza el contenido del posible vertido.

Fotos

Vídeos