Iñudes y artzainas en la despedida

Las diferentes parejas formadas por pastores y nodrizas bailaron al borde del mar al llegar a la Torre de San Pedro, sobre el pretil y bajando la rampa. / VIÑAS
Las diferentes parejas formadas por pastores y nodrizas bailaron al borde del mar al llegar a la Torre de San Pedro, sobre el pretil y bajando la rampa. / VIÑAS

La comparsa festejó cantando los 30 años de veteranía que cumplía su iñude más veterana, Mila EscaladaLos sanpedrotarras pusieron punto final ayer a sus fiestas patronales

ELENA VIÑAS PASAIA.

Contra todo pronóstico, la climatología decidió conceder ayer una tregua y permitir que el sol acompañara a los vecinos de Pasai San Pedro durante buena parte de la jornada de despedida de sus fiestas patronales. Algunos se habían llegado incluso a mentalizar de que el ya tradicional desfile de iñudes y artzainas no podría celebrarse, pero en un giro inesperado del destino, éste se llevó cabo con la mejor de las suertes como aliada.

Las parejas de nodrizas y pastores revivieron ese romance escrito a base de canciones y bailes, en los que alpargatas y zapatos de tacón parecen coordinarse siempre a la perfección, mientras los bebés son lanzados al aire para, de inmediato, regresar a los brazos de sus cuidadoras.

La escena volvió a repetirse desde el barrio de Zamatete al frontón municipal, tras atravesar el casco antiguo y llegar a las puertas de la taberna Muguruza. No faltaron los pasos sobre el pretil de la Torre ni tampoco los que, rampa abajo, juegan a dejarse besar por las aguas de la bahía.

Las coreografías se las conocía al dedillo Mila Escalada. «Hoy cumplo 30 años desfilando. Primero salí disfrazada de personaje y luego ya, como hoy, de iñude», explicaba orgullosa la más veterana de las nodrizas minutos antes de que sus compañeros de comparsa le cantaran al unísono por su aniversario.

La marcha se reanudaba tras las felicitaciones y multitud de fotografías de familia para el recuerdo. «¡Vamos!», gritaba Amador Mayo, tambor mayor de una tamborrada que dirige con maestría a golpe de remo. Los rataplanes volvían a marcar el paso de los principales personajes de la comparsa y también de aquellos que la completan, como el alcalde y su mujer, el médico y las enfermeras, la florista, el obispo y el vendedor de globos, entre otros muchos.

Otros actos

La tarde tenía reservadas otras propuestas. Entre ellas, la final de pelota a mano, en categoría tanto infantil como de adultos, seguida de la salida de cabezudos y un festival de pelota a mano con Mikel Goñi - Otxandorena y Aritz Lasa - Eskudero protagonizando el cartel.

Muchos fueron los que entraron en liza en el concurso de bocatas que se llevó a cabo en el frontón, escenario, además, de una actuación de canto y una cena popular para todas las familias sanpedrotarras que decidieron unirse. El fin de fiesta llegó con una romería a cargo de Modesto, toritos y el toro de fuego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos