El Donibane Eskubaloia cayó derrotado (35-26) en su visita al Ordizia

E.V. PASAIA.

La visita del Donibane Eskubaloia a Ordizia se saldaba este pasado fin de semana con una nueva derrota de los rosas por 35 a 26, un resultado excesivo para los méritos realizados por ambos equipos. En los prolegómenos del partido, se celebró un sentido minuto de silencio por el fallecimiento de Eneko Legorburu Amiano, hijo de José Mari Legorburu 'Lexo', vicepresidente del Donibane Eskubaloia, y los jugadores sanjuandarras portaron brazaletes negros.

Con el pitido inicial, los pasaitarras intentaron demostrar que no se iban a dejar amedrentar por la diferencia clasificatoria, y tutearon a los goierritarras, logrando incluso colocarse por delante en el marcador pasados 10 minutos de partido. La igualdad fue máxima en la primera mitad, y muestra de ello es el marcador de 14-13 al descanso.

En la reanudación, los locales comenzaron con más acierto, pero de nuevo el equipo sanjuandarra logró minimizar la diferencia, lo que llevaba el partido a su último tercio con igualdad en el luminoso. A partir de ese momento, el equipo rosa mostró su peor vertiente, y comenzó un carrusel de pérdidas de balón que aprovecharon los ordiziarras para abrir brecha en el marcador.

Las numerosas exclusiones, la descalificación del entrenador sanjuandarra, y el paso de los minutos hizo que, lejos de reducirse la diferencia, se ampliara la ventaja local, dejando de nuevo al equipo rosa sin puntuar pese a haber plantado cara a su rival.

El Donibane Eskubaloia se encuentra en la penúltima plaza de la clasificación, pero aún mantiene la ilusión y trabaja duro para reencontrarse con la victoria y comenzar la escalada en la tabla.

Jugaron por el Donibane Eskubaloia Jokin Batalla (5), Agus Santos (4), Haritz Pérez (4), Jon Gajate (4), Ion Escribano (3), José González (2), Xabi Duarte (2), Aitor Cerro (1), Andoni Crespo (1), Zuhaitz Garrido, Iñaki González, Aritz Pérez, Iñigo Yagüe y Cristian Cobeña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos