La Diputación celebró una recepción a la Banda de música Konstantzia

Recepción. Los integrantes de la Banda Konstantzia junto al diputado, la alcaldesa y otros miembros de la corporación municipal./VIÑAS
Recepción. Los integrantes de la Banda Konstantzia junto al diputado, la alcaldesa y otros miembros de la corporación municipal. / VIÑAS

Denis Itxaso hizo entrega de un obsequio a la presidenta y miembros de esta agrupación sanjuandarra nacida hace 200 años

ELENA VIÑASPASAIA.

El Palacio Foral fue escenario ayer de una recepción celebrada en honor a la Banda de música Konstantzia de Pasai Donibane con motivo del bicentenario de su fundación. Sus componentes fueron recibidos por el diputado foral de Cultura, Turismo, Juventud y Deportes, Denis Itxaso. A ellos se sumaron la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez, la teniente alcalde de San Juan, Miriam Cano, y una representación de la corporación municipal. También decenas de sanjuandarras que quisieron arropar a sus músicos.

El acto arrancó con el aurresku que se bailó ante los músicos pasaitarras mientras éstos se hallaban en la escalinata de la Diputación. Ya en el Salón del Trono, Denis Itxaso les dedicó unas palabras, ensalzando la dilatada trayectoria de esta formación, la más antigua de sus características de todo el País Vasco.

«La Konstantzia es hoy un patrimonio musical y cultural para toda Gipuzkoa, con todo lo que ello significa y representa. Lo que nació como una iniciativa de entusiastas de la música supo calar entre los sanjuandarras y logró la participación popular de muchos de ellos que han formado y forman parte de la banda», manifestó Itxaso.

Labor «ingente»

El diputado foral de Cultura señaló, asimismo, que la labor realizada durante 200 años a favor de la música y la cultura es «ingente». «El valor de esta aportación a la cultura es muy importante y espero que con 'konstantzia' y haciendo honor a su nombre continúe celebrando aniversarios», añadió.

Algunos de los hitos más destacados de esta agrupación fueron recordados por Jon Bagües, director del Archivo Vasco de la Música (Eresbil), quien realizó una semblanza de la banda, subrayando sus capítulos más gloriosos.

La presidenta de Konstantzia, Karmele Urtxulutegi, tomó la palabra para rememorar los inicios de la formación, la posterior escisión y el primer premio logrado en el certamen de Eibar. Urtxulutegi recibió de manos de Itxaso un obsequio en forma de partitura enmarcada. Ésta, por su parte, regaló al responsable foral un ejemplar del libro editado con los 200 años de historia de la banda y la medalla conmemorativa.

Durante el acto, una representación de Konstantzia interpretó dos de las piezas más destacadas de su repertorio. Para finalizar, músicos, autoridades e invitados disfrutaron de un cóctel en el Palacio Foral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos