Denuncian actividades inadecuadas en el área de Labetxu

Labetxu. Los grupos ecologistas denuncian a través de esta foto prácticas que no aprueban en Jaizkibel.

ELENA VIÑAS PASAIA.

Las organizaciones ecologistas Eguzki, Jaizkibel Amaharri, Ekologistak Martxan y SEO han denunciado las actividades que se están desarrollando en las inmediaciones de la zona conocida como Labetxu, en Jaizkibel, así como la presencia cada vez mayor de viandantes fuera de las pistas habilitadas para el ejercicio del senderismo.

En un texto firmado conjuntamente señalan que es de conocimiento general que una gran parte de Jaizkibel goza desde 2013 de las medidas de protección que le otorga su declaración como Zona Especial de Protección (ZEC) de la Red Natura 2000, por los valores que este enclave contiene en lo que se refiere a hábitats, y especies de fauna y flora silvestre presentes en los anexos de la directiva de hábitats. «Lo es también, que la gestión del enclave, corresponde a esta Diputación Foral, y que según los hechos que denunciamos, a falta de la necesaria información (en más de una ocasión solicitada y que todavía no se nos ha facilitado) sobre la gestión, y en vista de las actividades que allí se desarrollan no está obteniendo ningún resultado positivo», añaden.

Aunque dicen desconocer si el personal asignado a la guarda forestal en Jaizkibel ha informado sobre estas actividades y si ha provocado la adopción de medidas concretas para impedir que se generen los impactos provocados por las mismas, temen que no haya sido así. «Si todos los engranajes de la Diputación que tienen competencias en esta materia hubieran actuado con responsabilidad, no sería necesaria la denuncia que los agentes sociales a través de este escrito estamos dejando de manifiesto», señalan.

Subrayan que en un lugar «extremadamente vulnerable» desde el punto de vista medioambiental y geológico, se están desarrollando actividades «contrarias» a los objetivos de conservación establecidos en el documento de medidas y objetivos para la ZEC de Jaizkibel aprobado por el Gobierno Vasco en 2013.

A su juicio, la situación es «más preocupante todavía», dado que por la época estival en que nos encontramos, actividades como la escalada y la presencia de senderistas fuera de las pistas crecen de manera «desorbitada e insostenible».

«Lejos de favorecer la consecución de un estado favorable de hábitats y especies, estas actividades suponen un riesgo y una amenaza real que debemos evitar», lamentan.

Las organizaciones ecologistas declaran que, ahondando en esta cuestión, la Diputación ha informado que las aves carroñeras presentes en la ZEC están en periodo de reproducción y que por tal motivo, ha procedido al cierre de la zona central de Jaizkibel al acceso a los grupos de excursionistas hasta el mes de septiembre. «Una medida más que, siendo positiva, se manifiesta como otras muchas ineficaz, porque no viene acompañada de los medios necesarios para su cumplimiento. Prueba de ello son las prácticas de equilibrismo, goming, etc. que se están llevando a cabo, así como las hogueras que se están haciendo en la zona», declaran.

Así, los grupos ecologistas exigen al departamento foral de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial a que proceda a la prohibición de las actividades que denuncia en su escrito y, en la medida en que fuera necesario, refuerce,«aunque sea con carácter temporal», la presencia en la zona del personal que ejerce como guarda forestal.

Fotos

Vídeos