Critican el descenso registrado en la tasa de reciclaje

En Antxo. Sacando los residuos del contenedor gris que eligieron./
En Antxo. Sacando los residuos del contenedor gris que eligieron.

Un grupo de vecinos ha revisado un contenedor de basura en Antxo para comprobar si la ciudadanía recicla

E.V. PASAIA.

Un grupo de ciudadanos preocupados por la gestión de residuos del Ayuntamiento de Pasaia ha denunciado que el sistema basado en el quinto contenedor voluntario que implantó el equipo de Gobierno municipal «ha fracasado». «De una tasa de recogida selectiva del 76% en febrero de 2015, se ha pasado al 56% actual, duplicando la cantidad de rechazo, multiplicando el gasto que supone para el municipio, y consecuentemente, para la ciudadanía», critica.

Estos pasaitarras sustentan sus afirmaciones en una iniciativa que llevaron a cabo hace pocos días en Antxo, donde seleccionaron un contenedor de basura gris destinado a rechazo, para vaciarlo y clasificar su contenido ante la ciudadanía. Su objetivo era saber si los vecinos «realmente separan sus residuos».

Según explican, «vaciamos el contenedor situado entre Hamarretxeta y Gure Zumardia, enfrente de la Azoka, y los resultados fueron los siguientes: Los residuos totales ascendían a 177,1 kilos; de éstos, 13,1 kilos fueron de papel y cartón, 20,5 kilos de envases ligeros, 5,5 kilos de vidrio, 17,6 kilos de cajas de fruta para el Garbigune, 18 kilos de rechazo y 10,4 kilos de orgánico».

Los responsables de esta iniciativa recuerdan que el Gobierno municipal formado por el PSE y el PNV anunció campañas de información, concienciación y sensibilización. «En estos dos largos años, hemos visto que el problema de los residuos ha desaparecido de sus agendas. Sin embargo, el paso atrás en la gestión de residuos es evidente. Haciendo un ejercicio de memoria, venimos de una época de grandes resultados y buena gestión. Aquellos que entonces armaban bulla, intoxicaban y mentían son los que hoy callan. En los últimos dos años los pasaitarras no hemos recibido ninguna información sobre los residuos; no ha habido ni seguimiento, ni evaluación, ni análisis de los resultados», manifiestan.

Señalan que la clasificación de residuos en origen debe ser «obligatoria». Por lo tanto, consideran que el Ayuntamiento debería establecer un sistema de recogida «eficiente».

«Desde el momento que los residuos son recursos, debemos reducir su generación, reutilizarlos, reciclarlos y compostarlos; no solo por la salud de nuestros descendientes y el medio ambiente, sino también en beneficio de los bolsillos de todos», indican los ciudadanos, al tiempo que se comprometen a seguir trabajando en favor de soluciones sostenibles y baratas en materia de residuos, «dando cuerpo a la alternativa a la incineradora».

Fotos

Vídeos